En medio de lo que venimos señalado como la “bopeización” de la policía de esta provincia cuya doctrina nos esta trayendo grandes dolores de cabeza en especial a los trabajadores policiales, se inscribe el rubro de móviles que cambiaron de blancos a negros con una directa incidencia en los sinistros viales.LOS MALES DE LA "BOPEIZACION".
 
Por Alberto Martínez
 
Esta afirmación no es novedosa y responde a serios estudios que desde hace décadas se renuevan y que marcan que los colores inciden en la cantidad y gravedad de los siniestros viales producidos. Esto fue tomado con buen criterio en la década del 80 cuando decidieron cambiar los colores oscuros (negros y azules) de la década pasada (dictadura militar) a los que hasta hace poco predominaban de color blanco (por su ínfima posibilidad de participación en siniestros). Esto hoy esta siendo cambiado por la gestión del gobernador Lifschiftz que de la mano del ministro Pullaro y su equipo compran unidades de color negro.
 
Es obvio que hay una concurrencia de factores para analizar y que no solo es el color de vehiculo aunque es un factor muy importante según expertos. “Un estudio realizado en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, con respecto al color del automóvil y la seguridad, se pudo concluir que el color plata resultó ser el más seguro, pues de 100 autos, sólo 13 con ese color fueron objeto de algún accidente” y agrega: “El estudio reportó lo siguiente en accidentalidad: rojo 23%, amarillo 27%, azul 30%, blanco 33% verde 60% y el negro resultó ser casi el de mayor porcentaje, dando como resultado 67% detras del marrón”.
 
“De otra parte, investigaciones realizadas por el sistema internacional de Cesvi concluyen que las superficies claras reflejan entre 60% y 80% de la luz que reciben y las oscuras menos del 30%. La luz que refleja el objeto es la luz que se ve. Teniendo en cuenta esto se puede decir que los vehículos oscuros tienen mayor inconveniente para ser detectados, ya que su reflejo es notoriamente menor”.
 
Como podemos apreciar, EL COLOR NEGRO ES EL DE MAYOR PORCENTAJE DE SINESTRIALIDAD” ¡y acá los cráneos compran color negro!
 
Esta decisión se toma en medio del desmantelamiento del ámbito que la legislación marca para que trabajadores y empleadores se sienten a discutir estas cuestiones y que en nuestra provincia son los Comités de Salud y Seguridad en el Trabajo (Ley 12.913) por cuya actitud los delegados electos por el personal policial denunciaron a Pullaro sin que hasta ahora el Ministerio de Trabajo de Santa Fe (autoridad de aplicación) haya dado respuesta alguna como ante otras denuncias.
 
Es evidente que hay una necedad casi criminal por parte del gobierno a la sazón empleador.
 
Esta cada vez mas claro que la mentada “bopeizacion” de la que se enamoraron estos funcionarios socialistas trae aparejado una serie de gravísimos problemas donde se ponen en juego la vida de muchos, incluso de policías.
 
En necesario convocar urgentemente al comité con la participación paritaria de funcionarios y trabajadores para proponer medidas de URGENCIA con podrían ser la de frenar la compra de vehículos de colores de alta siniestralidad y a los que ya están adosarles bandas reflectivas para tratar de disminuir esa carencia señalada.
 
Es obvio que las soluciones nos e agotan en la lección de un color pero si que estos son parte de la agenda.
 
APROPOL Noticias