Ante los graves hechos que suceden con mas de treinta funcionarios (policiales y judiciales) detenidos el gobierno no sale a dar la cara, solo se han refugiado en un pacto de silencio con el gobierno nacional. PULLARO DEBE CONVOCAR A UNA URGENTE CONFERENCIA DE PRENSA Y HABLAR.