“Para adelante y con el doble de fuerza” así decidió el oficialismo salir a contrarrestar el escándalo indubitable de las denuncias y las escuchas que muestra una “red irregular” de relaciones en el Ministerio de Seguridad de Santa Fe con su correlato en los medios y periodistas pautados que no ahorraron nada para buscar inclinar la balanza de la opinión publica a través de la opinión publicada, como es de uso y costumbre se echaron mas dudas que certezas, se uso a la policía y a los policías como “chivos expiatorios” y desde este sector el toque de humor puso su mensaje claro una vez mas. Pullaro sigue sin dar nombres ni apellidos de lo que denomino “Sectores Oscuros” pero los trabajadores seguimos reclamandolo.