Por estos días se están reviviendo en la memoria de los trabajadores policiales santafesinos los ecos del “Histórico Salariazo Policial” que impulso la “Familia Policial” y que encabezó nuestro sindicato APROPOL
 
Por Alberto Martínez
 
Decir que esto fue obra de una organización o de un puñado de dirigentes es una subestimación de la capacidad de reacción del conjunto de trabajadores policiales santafesinos, de sus familias, sus amigos y vecinos que tienen en claro que no hay servicio de seguridad posible tal cual lo desean si se explota y humilla de las maneras mas diversas a quienes debemos brindarla.
 
La situación que vivíamos en 2013 no esta muy lejana a la actual donde el salario del 60% de la fuerza es de alrededor de $ 18.000 (muy cercana a la linea de la pobreza) cuando la Canasta Familiar supera los $ 27.000 y la brecha cada vez es mayor.
 
Teníamos razón y lo demostramos
 
Con la aceptación del gobierno provincial de los fundamentos irrefutables del reclamo la realidad demostró que teníamos razones valederas y se cristalizo no lo ideal pero si algo posible que se mantuvo en el tiempo aunque con un deterioro paulatino.
 
Ganamos en los portones, perder en la indiferencia
 
Podríamos afirmar hoy, cuatro años después que queda demostrado que “Lo que ganamos en los portones los perdemos en la mesa de dialogo” y que la única garantía de poder defender las conquistas es a través de una organización sindical que hoy existen pero al carecer de reconocimiento se la ningunea oficialmente. Párrafo aparte las auto criticas de todos los trabajadores debemos aportar incluso obviamente las institucionales desde nuestra entidad.
 
De los luchadores pasamos a los colaboradores del régimen, algunos de ellos conchabados con sueldos y otras prebendas que juegan y jugaran en contra de todo esbozo de una movida gremial fuerte por una única y sencilla razón; están muy cómodos así.
 
El “salariazo” en números 
 
Allá por diciembre de 2013 el peor gobernador de la historia provincial, Antonio Bonfatti firma un decreto y se encauza apretadamente la crisis y podemos definir en números lo siguiente:
 
1 – El Salario Inicial de Bolsillo pasa de $ 5 653 a $ 8 100, es decir un 43,2% de aumento.
 
2 – Se incorpora una suma de $2000 no remunerativa para diciembre en concepto de uniformes y equipos que es una BONIFICACION NO REMUNERATIVA.
 
3 – El suplemento por "Riesgo profesional" pasa al 120% (era del 30%). En tanto
 
4 - El suplemento por "Dedicación especial" pasa al 100% (era del 25%). 
 
Ambos suplementos se calculan sobre el sueldo básico y, de esta manera, además de su incidencia directa en el salario del agente, incrementarán proporcionalmente los adicionales de "antigüedad" y "título", y también implicaron beneficios para los pasivos.
 
5 - Se modificó el monto a cobrar por la hora de Servicio de Policía Adicional, que pasó de $ 45 a $ 54 . 
 
6 – También se pasó a cobrar el 100% de los servicios que en ese entonces se percibian el 80% (es decir 36 pesos).
 
7 - El decreto estableció que a los haberes que perciben los pasivos se incrementaran a partir del 1° de enero de 2014.
 
8 – Se dispuso que ese mismo mes (diciembre) se abone a todo el personal una asignación no remunerativa, no bonificable y no acumulativa de 1.500 pesos en concepto de bonificación de fin de año y una asignación de 500 pesos como “refuerzo para la compra de uniformes”.
 
9 – En enero de 2014 se abonó una asignación no remunerativa, no bonificable y no acumulativa de 2.000 pesos con destino a la reposición de uniformes.
 
10 – Concursos que convocaría el Poder Ejecutivo convocará a los concursos de ascenso correspondientes a 2012 y 2013 en el transcurso de 2014 SIN CUPO.
 
11 – Se abre un “CANAL DE DIALOGO” a través de las Comisiones de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Ley 12.913).
 
Efecto Carioca
 
Recuerdo que a fines de 2012 alerte sobre la cercanía de los conflictos similares en Brasil donde la policía paro en todo el país y alerte a las autoridades “Brasil esta a la vuela de la esquina”.
 
Nacionalizado el conflicto
 
Luego vino nuestro Congreso Nacional en Paran´donde a través del gobernador Uribarri (al que le entregamos una nota) le pedimos a la presidenta de la Nación su intervención a los fines de evitar lo que ya se gestaba en Misiones. Decidimos desde FASIPP “Nacionalizar el conflicto” con el objetivo de ser escuchados y así fue.
 
Córdoba fue el inicio, al comienzo para el gobierno nacional “era solo un tema sindical que debía resolver el gobierno de esa provincia” luego con la genial salida de De La Sota triplicando los salarios esto corrió como reguero de pólvora en todo el país y allí se transformo en “hechos sediciosos”, curiosa interpretación dada.
 
Efectos negativos
 
Luego de esto es de destacar que como en toda protesta se inicio una cacería humana por vía no solo administrativa sino ademas judicial, el gobierno K a nivel nacional y sus aliados como el socialismo en esta provincia procuraron y procuran hoy día “judicializar” las protestas sociales de manera sostenida en una lucha asimétrica donde la “dignidad” de la que carecen contrastan con las que levantamos los trabajadores.
 
Las supuestas “amenazas” no fueron tales, fueron desestimadas y la supuesta “sedición” lo será también.
 
Prensa inmunda
 
El papel de medios y escribas a sueldo es otra cuestión a recordar por siempre. Allí conocimos el bochorno de quienes gritan por izquierda y arreglan por derecha a cuenta de empresas lobistas disfrazadas de “periodísticas”.
 
El “Histórico Salariazo Policial” demostró que por ejemplo “La Capital” dejo de serla tal cual su fundador Don Ovidio Lagos para pasar a ser “LacraPital”, la basura que encabeza el ranking de otras tantas que sobreviven a pesar del rojo de sus balances con los “negociados” labrados a la sombra de gobiernos corruptos que deriva miles de millones de pesos solo en esta provincia como “pauta oficial” (propaganda) en una especie de coima sutil. Esto cada vez esta mas claro y como somos pocos y nos conocenos muchos en esta provincia a cada uno le llega lo suyo, solo hay que verlos pasar.
 
Sindicalistas traidores
 
La fabricación de “agresiones” a periodistas donde se tomaron hechos aislados de unos compañeros algo indignados con la actuación de los medios, valió para que el Sindicato de Prensa de Rosario se expresara de manera falaz sobre la cuestión y cuestionara nuestro reclamo como “sedicioso”
 
Misma situación recibimos del eje de unos pocos gremios “Kirchneristas” encabezados por Sonia Alesso de AMSAFE que tomaron la misma calificación para congraciarse con su jefa nacional que bailaba en los festejos de 10 de diciembre sobre los muertos en el escenario frente a la Casa Rosada en saqueos promovidos por servicios y mili tontos aliados.
 
Luego vendría la acusación de que hicimos “una paritaria a punta de pistola” para tratar de justificar el inmundo arreglo al que nos tienen acostumbrados a espalda de los trabajadores (docentes en este caso).
 
Pasar factura
 
Pese a esto la familia policial tuvo aceleradamente un divorcio con el FPCyS que derivaron en dos derrotas electorales reales que suplieron con un fraude denunciado (con apagón en el centro de computo y todo) y que pese al cual este año tuvieron su peor revés en la historia.
 
Factor político
 
Quizás en este sentido se inscriba el mayor logro de la actividad gremial y que es el “despertar de la conciencia del valor electoral del policía” y de ali obviamente el acercamiento de candidatos y propuestas a “la familia” que suman un universo de electores de 200.000 votos (recordemos que Lifschiftz ademas del apagón solo es electo por una diferencia de 1300 sufragios).
 
Es tal el divorcio que en las ultimas elecciones el fraude se traslado al terreno de la “discriminación y la censura electoral” impidiendo con medidas de “recargos, no inclusión de personal en los padrones, etc)” la posibilidad de que los policías votaran, pero es obvio que no les alcanzó.
 
El futuro
 
Mucho se sigue recorriendo, seguimos testimoniando permanentemente, defendiendo el honor de los trabajadores y de nuestra institución vapuleada por cuanto personaje se arrima a un puesto de gobierno. APROPOL sigue en su camino a pesar de traidores hoy disfrazados de funcionarios que solo buscan prebendas con cuanto gobierno llegue al poder. Las recientes escuchas donde esta implicado el propio Ministro de Seguridad así lo demuestran, estamos llenos de alcahuetes y forros que venden a su compañero por un  cargo o un ascenso. Debemos reconstruir los valores que nos hermanaban.
 
Sabemos que podemos ganar tácticamente una batalla en los portones pero también aprendimos de nuestras debilidad cuando volvemos de ellos. Queda claro que solo una organización sindical puede garantizar alguna posibilidad real y seria de mantener la defensa de lo que logremos en estos conflictos.
 
Queda claro ademas porque no quieren reconocernos oficialmente y porque nos destratan.
 
APROPOL Noticias