La nueva indumentaria de la flamante Policía de la Ciudad encontró su cuota de reticencia en los propios agentes que la vestirán.
 
Ya no se tratará del color negro o del azul oscuro que alternó la Federal, ni del blanco resplandeciente de la Metropolitana. Esta vez, el uniforme será una mixtura entre bordó y chalecos celeste claros que no sólo despertaron burlas en las redes sociales, sino que dispararon un sentimiento de vergüenza e indignación entre algunos propios miembros de la fuerza de seguridad.
 
Según pudo averiguar Infobae, algunos oficiales de la Policía Federal se mostraron descontentos con el uniforme que tendrán que empezar a vestir en los próximos meses. Existe un sentimiento de pérdida de autoridad y, también, aparece un inevitable prejuicio a asumir un cambio, después de vestir ese azul oscuro desde hace décadas.
 
De hecho, el jueves pasado, el canal América emitió el audio de un Policía que deja en claro el malestar de los efectivos de la Comisaría 30ª ante la nueva indumentaria: "Si me dan el uniforme bordó, no me lo pienso poner. Hay mucha gente que no se lo quiere poner. Está todo podrido en la 30ª, hay mucho malestar, porque va a ser la Comisaría modelo (…) Si hay bordó, me parece que va a haber quilombo", afirmó el efectivo en la escucha.
 
El propio jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que recién en abril todas las comisarías porteñas dispondrán de los nuevos uniformes y los nuevos ploteos de vehículos y edificios.
 
Así y todo, tanto el Gobierno como las autoridades policiales tomaron cartas en el asunto. Con la idea de evitar la ola de burlas en las redes provocada en noviembre del 2016, cuando en su momento se presentó la indumentaria, se decidió que los agentes de la nueva Policía de la Ciudad tienen prohibido posar con su nuevo uniforme para reporteros gráficos o cualquier tipo de publicación.
 
El cambio de vestimenta se sumó así a otras nuevas ropas que causaron revuelo, tanto en la policía del área metropolitana como en el conurbano de la provincia de Buenos Aires. Desde el blanco de la Metropolitana, que encandiló a varios en su momento, hasta el celeste al completo de la llamada Policía Local de la Provincia de Buenos Aires, a la que se llegó a llamar "pitufo" en las redes sociales.
 
El look de la unificación de la Federal y la Metropolitana provocó un cambio total. Se apostó a una camisa o abrigo bordó claro, obnubilado por un celeste casi turquesa bien brillante.
 
El último gran cambio de la indumentaria en la Bonaerense se dio en marzo del 2016, cuando se presentó una nueva campera, diseñada con un alto porcentaje de amarillo flúo y negro. No hubo demasiadas reticencias a su uso.
 
Policía Local
 
Fue uno de los atuendos más llamativos. El celeste completo, tanto para pantalones, camperas y hasta boinas disparó todo tipo de burlas en Twitter y Facebook y se presentó como una de las indumentarias de la seguridad más llamativas de la actualidad.
 
Policía Federal y Metropolitana
 
Serán dos atuendos que se convirtieron en su momento en una firma registrada y de a poco pasarán a quedar en la memoria. El eterno negro y el azul oscuro de la Federal y el blanco pulcro de la Metropolitana quedaron ya con fecha de extinción.
 
Fuente: Infobae
 
APROPOL Noticias