Santa Fe - En reclamo de un incremento por las prestaciones, la Asociación de Clínicas y Sanatorios no atenderá turnos programados mañana y el viernes. Sólo se cubrirán las urgencias. La medida comprende el departamento La Capital.
 
Durante mañana y el viernes, los afiliados a la obra social del Iapos verán restringido el acceso al servicio médico, fuera de las urgencias. “Y se reprogramará la atención para el transcurso de la semana próxima. En las guardias se atenderá porque se necesita la atención médica para diferenciar si es urgente o no”, indicó esta mañana Carlos Abraham, titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios.
 
En declaraciones a LT10, el profesional aclaró que la medida implica la suspensión de los turnos programados en el ámbito del departamento La Capital. Con relación a las motivaciones, Abraham esgrimió que “las negociaciones con la obra social son permanentes”. “Lo que no estamos pudiendo antes de este fin de año es arribar a un acuerdo que nos permita llegar al año próximo. La obra social alega que ha terminado su presupuesto. Nosotros tenemos un ingreso fijo –planteó–, no es variable por las prestaciones,  y necesitamos que se reacomode a los fines de poder hacer frente a todas las prestaciones que tenemos que dar”.
 
Asimismo, remarcó que el último incremento que recibieron los profesionales de la salud fue en julio pasado. “La verdad, se nos imposible prestar con normalidad. Sería hipócrita afirmar que podemos trabajar con ese recurso”, argumentó. En ese contexto, Abraham sostuvo que la médicos reciben una pago fijo, “precontratado”. Es decir, “sería como percibir un salario fijo por ocho horas, pero se puede trabajar ocho, 14 o 16. Estamos trabajando 16. No nos está alcanzando”, fundamentó. Por lo tanto, Clínicas y Sanatorios reclama un incremento de ese monto fijo que ronde el 10, 15%, con lo cual se podría “compensar los salarios del sector, los aumentos en el consumo”, definió.
 
Por su parte, desde el Iapos se aseguró que no se prevé ningún incremento por lo que resta del año. Así lo manifestó la directora provincial del organismo, Soledad Rodríguez. “Puede ocurrir que en el año haya una desviación en los consumos del año previo o que haya subas de precios, para todo ello el convenio prevé que las partes pueden volver a ajustar y eso es lo que estamos haciendo”, señaló, en tanto que la suba se estipulará para 2018, según confirmó. No obstante, se mantenían abiertos los canales de diálogos con los profesionales.
 
Fuente: Notife
 
APROPOL Noticias