Santa Fe - La decisión pretende garantizar que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo frente a la evolución del índice de precios, en términos similares a la mejora en la propuesta salarial para el sector docente.
 
El gobierno de Santa Fe resolvió este miércoles pagar un bono a estatales de 2.500 pesos por única vez, así como el adelantamiento de cláusula gatillo.
 
La decisión se tomó con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los trabajadores tras conocerse la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC).
 
Al mencionado bono se le sumará una modificación a la cláusula de resguardo salarial pactada que consiste en disponer una revisión intermedia en el mes de junio sobre la acumulación  del IPC diciembre-mayo. Si el acumulado superara el 9% de aumento inicial, se adelantará a agosto la diferencia resultante.
 
Fuente: El Ciudadano