Santa Fe - Una encuesta realizada la semana pasada a policías en ciudades importantes y en dependencias operativas así lo indican. En una de ellas, nadie elegiría un candidato del actual Frente Progresista.
 
Como se sabe la brecha existente entre el gobierno provincial que encabeza Miguel LIFSCHITZ y los trabajadores policiales es enorme; y cada día que pasa lejos de achicarse, se ensancha más; y más allá de lo que viene sucediendo en el ultimo tiempo con destratos de parte de funcionarios del Ministerio de Seguridad hacia los policías, y el incumplimiento de cuestiones materiales y económicas no realizadas; el sector de uniformados de nuestra provincia y sus familias, tienen bien en claro a quien no votaría en las elecciones del próximo año.
 
UTRAPOL, la semana pasada, efectuó una encuesta a policías y a familiares directos de policías en distintos puntos de la provincia, y en unidades operativas con importante cantidad de personal, y las mismas estaban orientadas a dos cosas puntuales; una de tinte político, y otra de orden laboral. Hoy daremos a conocer la política, en tanto que en los próximos días la laboral. 
 
Modalidad
 
Las encuestas fueron de carácter anónimo, es decir los policías no consignaron sus nombres y apellidos; y cada uno fue interiorizado antes de responder de que se trataba; algunas fueron hechas en las mismas dependencias policiales, otras en sus hogares, donde previamente se habían pautado las reuniones; sobre todo en el interior provincial.
 
No es la primera vez que UTRAPOL hace este tipo de sondeo, anteriormente lo hemos hecho; y por ser mas personales en la entrevista, quizá muestren con más realidad el descontento generalizado que hay en los trabajadores de la seguridad de lo que suele verse en nuestra página o en los comentarios de nuestras redes sociales.
 
La política, la encuesta, los partidos y los nombres
 
Si bien el policía es un tanto escéptico con la política, participa poco, y pone más atención a la hora de votar; sí se expresa contra la dirigencia política cuando ve que el sueldo no le alcanza, o cuando en su trabajo no le va bien porque el gobierno hace las cosas mal. Por fortuna las preguntas sencillas y concretas que nosotros hemos realizado fueron contestadas con una muy clara realidad de lo que viven en el día a día.
 
El Socialismo es el partido al que nadie votaría. 93,4 % por el no
 
En esta franja se representa lo macro de la familia policial, donde impacta también lo nacional, directamente o por arrastre; y como ocurre casi siempre los partidos suelen ser fuertes por su sello u otras por sus dirigentes. En el caso de nuestra provincia, la elección de la mayoría de los encuestados a no votar al Frente Progresista en el 2019, tiene que ver con el partido, y con la impronta que dejo primero Antonio BONFATTI, y lo que esta haciendo en estos dos años Miguel LIFSCHITZ.
 
 
 
 
El Justicialismo y Cambiemos los que más gustan
 
Sobre la aceptación de los ciudadanos policías y sus familias, en relación a los partidos; se da la particularidad de que si bien hay una paridad en votar al Justicialismo o a la coalición Cambiemos; esta aceptación esta muy lejos de lo que nosotros consideramos un "voto de indecisos o no decidido".
 
Además, hay que tener en cuenta, dos cosas, primero que la suma de los dos más votados o elegidos, y los indecisos, hace un total del 81,3 %; entendemos que aquí se plasma claramente un voto anti Frente Progresista o socialista.
 
Por otro lado, y más allá que lo hayamos marcado en el formato de la encuesta, el policía votante, como ocurre en el común de la gente, hace una diferenciación entre los peronistas, ubica a los justicialistas por un lado y a los Kirchneristas (Frente para la Victoria) por otro.
 
También está claro que el elector no tiene fijada la idea de la Unión Cívica Radical como parte integrante del Frente Progresista o de Cambiemos; sino es probable que el exiguo porcentaje de 7,4 % podría bajar más; sobre todo porque el arrastre socialista dentro del Frente es una verdadera mochila de plomo.
 
 
 
Bonfatti, Lifschitz y más atrás Rossi, a los que no votarían
 
A pesar que Antonio BONFATTI hace dos años que dejó de ser gobernador, el actual Presidente de la Cámara de Diputados es el más rechazado por el sector de trabajadores policiales. 
 
Evidentemente el paso del tiempo no sana las heridas entre quien gobernó la provincia por cuatro años, y que pretende volver, y la fuerza policial. A BONFATTI se le cuestiona las sospechas de sus funcionarios en la vinculación con el narcotráfico y que solo las investigaciones se hayan agotado en el proceso de un jefe de policía y otros de menor rango; cuando se secuestró de manera ilegal y se manipuló una computadora portátil de un narco asesinado por un funcionario con relación directa al mandatario socialista.
 
También a BONFATTI, los uniformados le enrrostran el asesinato del comisario Guillermo MORGANS cuando era jefe de investigaciones de la ciudad de Rosario y jamás se hizo nada para su esclarecimiento, como el de otros hechos.
 
Antonio BONFATTI fue responsable de minar la policía de delincuentes, cuando el Ministro LAMBERTO incorporó a cualquiera, incluso con antecedentes, muchos de los cuales terminaron presos o se hayan actualmente procesados y exonerados; y ha puesto en peligro a gran parte de los compañeros.
 
Sobre el rechazo a ser elegido, Miguel LIFSCHITZ está ahí nomas, de su antecesor en la Casa Gris, con un 34,2 % de desaprobación de la familia azul. y claramente tienen que ver con las desacertadas políticas no solo de seguridad, sino acciones que han destruido la carrera policial; y donde ha jugado un papel preponderante para restar esa empatía su ministro de seguridad, Maximiliano PULLARO.
 
LIFSCHITZ no ha cumplido con absolutamente nada de lo que prometió en campaña para los policías, al contrario, perdió el horizonte, hoy cegado en una reforma constitucional que le permita seguir en el poder, no tiene miramientos en dejar de prestarle importancia a los crimines en la provincia, en no darle uniformes a los propios policías que deben pagarlos de sus salarios; en definitiva, el ingeniero vino a coronar el final del socialismo ese que había iniciado BINNER allá por 2007 con promesas de vientos nuevos. 
 
Quienes vienen más abajo de los dos ex gobernadores socialistas; uno es Agustiín ROSSI, a quien ven como un peronista Kirchnerista no Justicialista; y ello en obvia alusión a estar en las lides de los ex presidentes.
 
Más abajo el actual intendente radical de la capital provincial, enrolado en el Frente Cambiemos, José CORRAL, 3,2 % de desaprobación electoral policial, y luego el Senador Nacional Omar PEROTTI con solo un 1,6 de negatividad.
 
 
 
 
Ma. Eugenia Bielsa, Miguel Del Sel, Corral y Perotti gustan. Ningún socialista
 
A casi un año del próximo proceso electoral en la Provincia de Santa Fe, la realidad de los electores, sean policías o no, no escapa a la lógica; casi el 40 % de los encuestados, aún no sabe a quien votaría eventualmente para gobernador si lanzaran sus candidaturas.
 
Lo curioso, en esta pregunta por la positiva, y coincidiendo con lo dicho anteriormente, no aparece ningún referente socialista al que la familia policial desearía votar; está claro lo que advertimos desde un principio, la brecha en grande y parece no tener retorno.
 
En este segmento, y donde el socialismo no compite claramente, por elección de los encuestados a pesar que estaba en la grilla; aparece una paridad importante, tanto de candidatos, como de partidos, y donde hay que analizar a los cuatro.
 
María Eugenia BIELSA, Justicialista aparece con un nivel de aceptación en la familia policial, del 16,2 %, por debajo poco puntos viene el ex candidato a gobernador del PRO Miguel Del Sel con el 12,4 %, posteriormente y también del mismo espacio, Cambiemos, el intendente santafesino Jose CORRAL con 11,6 % y cerrando ese lote, dentro de lo que denominamos el peronismo justicialista Omar PEROTTI con el 11,2 %; ya mas relegado Agustín ROSSI con un 3,1 %.
 
Si la política respetara códigos y fuera lineal, podría decirse que la sumatorias de los peronistas dentro de la familia policial tendría un resultado optimista del 30,5 %, por sus competidores inmediatos en el Frente Cambiemos (Del Sel-Corral-Laspina) que sumarian 24.4 %. Pero esto no es así, primero porque hay varios anotados para competir, pero no son conocidos en el común de la gente, como Marcos Cleri, Leandro Busatto, incluso Luciano Laspina, y otros.
 
Además no se sabe aún, pese a tenerlo presentes los electores, si en verdad el humorista Miguel DEL SEL será de la partida; y si por ejemplo el propio Agustín ROSSI como lo anunció no ha de apoyar a nadie que no sea kirchnerista, lo que marca un quiebre dentro del escenario justicialista si es que van todos por adentro.
 
 
 
 
Esta radiografía que hemos hecho, tiene mucho significado, no solo para nosotros, sino para los trabajadores policiales y su familia; y para que sirva de un llamado de atención a los gobernantes y dirigentes políticos, no somos un número, somos ciudadanos y votamos, elegimos; y devolvemos con un voto castigo cuando no se cumple con la palabra empeñada.
 
Ya no estamos más en las épocas en que se votaba según la orden que impartían los patrones de estancias, o se les quitaban los documentos a los agentes policiales para que no voten, o bajaban línea los jefes; ahora los policías y nuestras familias vamos a fondo con una participación activa, sabiendo que eso ha de mejorar nuestra calidad de vida.
 
En 2007 fuimos parte de terminar con 24 años de gobiernos justicialistas que habían hecho las cosas muy mal; ahora con un caudal de más de 220.000 votos, vamos por más; y en una tarea difícil pero no imposible, evitar que el socialismo siga gobernando la provincia en 2019.
 
Sabemos que todos juntos podemos; y que comenzando por unirnos para evitar un nuevo gobierno socialista, ya tenemos la mitad de la patriada ganada; porque en esta ganamos todos los policías.
 
Fuente: UTRAPOL
 
APROPOL Noticias