El desafío independentista de Cataluña y las inminenteselecciones el 21 de diciembre ejercen de efecto paralizante en otros asuntos de calado. Por ejemplo, de la negociación de los Presupuestos para 2018.
 
Aunque las negociaciones están ahora estancadas, ha habido avances. Sobre todo en las conversaciones entre el Gobierno y Ciudadanos. Ambas partes cierran los flecos para destinar 500 millones por cada año de esta legislatura -quedan tres años- para lograr laequiparación salarial de policías y guardias civiles conMossos y Ertzaintza.
 
Ciudadanos considera una línea roja esta partida y esta equiparación para votar sía las futuras cuentas públicas. «Que no acabe la legislatura sin que un policía o un guardia civil cobre igual que un mosso o un ertzaina», dijo ayer Albert Rivera. Ciudadanos y Gobierno han acercado posiciones en este asunto, y la cantidad que ultiman es 500 millones cada año, para un total de 1.500 millones en esta legislatura.
 
En las últimas semanas, Ciudadanos ha intensificado su exigencia, coincidiendo con la actuación de las fuerzas de seguridad en Cataluña -con motivo delreferéndum ilegal del 1-O-, donde su presencia ha sido criticada por los independentistas, que pedían su marcha.
 
Este fin de semana hubo una multitudinaria manifestación en Madrid de policías y guardias civiles contra esta «discriminación histórica». El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, confirmó que la equiparación salarialcomenzará a partir de los próximos Presupuestos de 2018. «Lo que piden nuestros policías y guardias civiles es una causa justa, porque, sencillamente, se lo merecen», dijo Zoido. Tras sus palabras está el acuerdo con Ciudadanos.
 
«Queremos incorporar a los Presupuestos un acuerdo parlamentario en el que haya una mayoría que se comprometa a eso», avanzó Rivera en una entrevista en Onda Cero. La cantidad, que está bastante perfilada, está pendiente de ratificación final por parte del Gobierno y de reuniones con distintos sindicatos de la Policía y laGuardia Civil.
 
Ciudadanos justifica esta petición en el hecho de que si hay dinero para otras cosas, para ésta también. Y pone como ejemplo el Cupo Vasco, que rechaza de plano, de manera que votará en contra este jueves en elCongreso. «Que no acabe la legislatura sin que un policía o un guardia civil cobre igual que un mosso o un ertzaina», reflexionó Rivera, usando como argumento el hecho de que con el PIBde España creciendo a un ritmo del 3%, «haya dinero para el cuponazo (vasco) y no haya dinero para esta medida».
 
El presidente de Ciudadanos, muy crítico con las facilidades mostradas por el Gobierno para la aprobación del nuevo Cupo vasco -al que acusa de reunirse con el PNV «en un cuarto oscuro para negociar»-, considera que «perjudica a otras comunidades y al modelo de Estado». «Aunque respetamos que el Concierto esté en la Constitución, otra cosa es el cálculo del Cupo, y este Cupo es profundamente injusto y es un amaño», añadió.
 
En Ciudadanos, en todo caso, desligan la aprobación del Cupo de la negociación de los Presupuestos. No condicionan una cosa a la otra. Prueba de ello es que la equiparación salarial de policías y guardias civiles con las policías autonómicas no es la única partida que han cerrado con el Gobierno. Ambas partes alcanzaron a finales de septiembre un principio de acuerdo para los Presupuestos por un montante de unos 8.300 millones de euros, fundamentalmente en partidas sociales. De esa cantidad, hay acuerdo en 2.700 millones.
 
El Gobierno pactó en verano con Ciudadanos reducir el IRPF en 2.000 millones en 2018. El pacto incluye que la exención del IRPF se eleve de los 12.000 euros anuales actuales a los 14.000 y, además, se beneficiarán de una deducción de 1.200 euros anuales en la declaración de la renta las personas que tengan a su cargo ancianos y personas discapacitadas.
 
Además, está acordado el aumento del permiso de paternidad a cinco semanas -de las cuatro actuales- a partir de enero de 2018. Esta medida supone una inversión de 120 millones de euros.
 
El Gobierno también anunció la bajada del IVA del cine del 21% al 10% en 2018, que supone 70 millones. Era una de las medidas exigidas por el sector y la mayoría de fuerzas políticas, y negociada también con Ciudadanos.
 
APROPOL Noticias