La gestión del actual gabinete del ministerio que lidera Maximiliano Pullaro no tiene límites en cuanto a ineficacia en su actuación. Tienen hace casi un año más de 200 millones de pesos para comprarle los uniformes a los policías y ni siquiera pueden armar una licitación. (foto archivo solo ilustrativa)
 
Por Alberto Martínez
 
Días atrás le propusimos a altos funcionarios del gobierno que se abone en efectivo la “reposición de uniformes y equipos 2017” hasta que se cristalice la demorada “licitación para la entrega de las prendas y el calzado” y varios nos manifestaron su coincidencia debido a atraso que conlleva no solo el proceso licitatorio sino además la entrega del total de las 23 mil prendas que se estarían por adquirir. Es mas hasta aseguraban que el mismo Pullaro vería esto como una salida a una situación molesta que es la de tener semejante masa de dinero y no poder ejecutar la compra antes de las elecciones.
 
Allí se barajaron dos posibilidades, dos cuotas consecutivas de algo mas de $ 3.000 cada una, pagándose la primera el viernes anterior a la celebración de las PASO. Estos funcionarios nos adelantaron un mal momento electoral para el oficialismo provincial y pretendían sacar del foco de las críticas a su ministro.
 
También nos dijeron que cuanto mas se acercan a los pasillos por donde “se manejan los números” hay mas resistencia a esto y se aferran a como de lugar a la licitación. Es evidente que hay una tensión entre los “halcones y la palomas” que el boxeador exitoso no pudo o no se encargo de desactivar, llegándose a una elección con un frente adverso entre las 23 mil familias de los trabajadores del sector.
 
APROPOL Noticias