Rosario - La ex titular de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos de la provincia recibió la notificación de la elevación a juicio este miércoles. Además, se incorporaron documentos con respecto a datos de policías imputados. Los detalles de una nueva jornada del proceso oral contra la banda de zona sur.
 
La última jornada de la cuarta semana del juicio a la banda conocida como Los Monos fue corta y contó con la presencia de la ex titular de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos de la provincia. La particularidad de la testigo es que este miércoles recibió la notificación de elevación a juicio por falso testimonio en una causa que se desprende de esta investigación. Por el mismo motivo no declaró el ex subsecretario de Investigación Criminal. Además, se incorporaron al debate oral y público documentos con respecto a datos de policías imputados.
 
La ex secretaria de Delitos Complejos y actual subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial, Ana Viglione, y el ex subsecretario de Investigación Criminal, Andrés Ferratto, fueron imputados por el fiscal de Investigación y Juicio Aníbal Vescovo por presunto falso testimonio, quien solicitó tres años de prisión e inhabilitación absoluta por seis años. Esta causa fue iniciada tras una denuncia de Gustavo "Gula" Pereyra, que está imputado en el juicio a Los Monos entre los supuestos agentes que brindaban información a la organización. 
 
Básicamente, los dos ex funcionarios en declaraciones testimoniales ante el juez Juan Carlos Vienna aseguraron que Pereyra tenía la función de recolectar datos de calle para "reconstruir dinámicas de delitos organizados" que no estuvieran vinculados a la droga o a la trata de personas. Esas manifestaciones fueron utilizadas por el camarista Daniel Acosta –para revocar el sobreseimiento del policía dictado por Vienna– y también por la ex jueza Alejandra Rodenas para luego procesarlo y detenerlo. Es decir, Ana Viglione y Andrés Ferrartto sugirieron que su subalterno realizó actividades al margen de sus directivas para beneficiar a la presunta asociación ilícita.
 
Sin embargo, "Gula" exhibió correos electrónicos a la Justicia con archivos relativos a búnkeres e investigaciones relacionadas al narcotráfico, entre ellas, a David "Delfín" Zacarías quien está próximo a ir a juicio por producción y tráfico de droga. Por este motivo, Vescovo apuntó contra Ana Viglione y Andrés Ferratto por presunto falso testimonio. Esa situación llevó a que ambos no pudieran ser interrogados de la forma que se pretendía en el juicio, ya que sus declaraciones podrían autoincriminarlos.
 
Por todo lo relatado, Ana Viglione se presentó en el Centro de Justicia Penal y sólo tuvo que responder las preguntas del abogado Fausto Yrure sobre si tenía relación y cuestionamientos hacia la ex Brigada Operativa de División Judiciales, área que se encargó de elevar información a Vienna contra Los Monos. Dijo conocer a algunas autoridades de la ex área policial como a Raúl Tirrito Saccone, Luis Quebertoque y a Cristian Romero. Agregó que desde su área no tenía ningún vínculo con Judiciales ni críticas hacia su trabajo.
 
Chips, teléfonos y patrulleros
 
Una testigo que trabaja en una empresa de comunicaciones después declaró que en el marco de la causa 913/12 respondió un oficio judicial con información sobre la compra "al por mayor" de chips a Sergio Fabián Ríos, también conocido como Alejandro o "Negro Ale" titular de la empresa 911 de la ciudad de Rosario, señalado como proveedor de estos elementos a la presunta banda.
 
También se incorporó prueba documental sobre los recorridos de los patrulleros en los que circulaban policías imputados en la causa, sobre adicionales hechos por un agente en mayo de 2013, las vacaciones de un ex oficial de la Policía Federal Argentina que está sospechado y escuchado por brindar información a Los Monos y el examen físico sobre otro uniformado.
 
Fuente consultada: Rosario 3
 
APROPOL Noticias