Familiares denunciaron que le dieron agua podrida a algunos aspirantes. La historia llegó a TN y la Gente.
 
Uno de los doce cadetes internados el lunes con cuadro de deshidratación y en estado de shock sigue grave. Los aspirantes a policías de La Rioja habían quedado expuestos durante varias horas al sol, haciendo ejercicios físicos. Mientras se investigan los abusos, el gobierno provincial ordenó cerrar la escuela por un mes y removió a toda la cúpula directiva.
 
En declaraciones a FM Fenix, familiares de Emanuel Garay, de 19 años, aseguraron que al joven lo dejaron tirado en el piso cuando se descompensó y no lo asistieron ni le dieron agua durante al menos media hora. El joven sigue internado en el hospital regional Enrique Vera Barros en estado crítico. Según informó uno de sus hermanos, tiene fallas en los riñones y esta en coma. Los otros once aspirantes a policía están evolucionando en distintos sectores de internación del hospital.
 
En declaraciones al mismo medio, la novia de Jorge Oros, otro de los cadetes que sufrió el brutal "baile" durante el entrenamiento del lunes, aseguró que a algunos les daban de tomar agua podrida. "Hay chicas que tomaban del inodoro porque no les daban agua", contó la madre de Jaquelina Chumbita, una de las cadetas internadas, de 19 años.
"Los instructores le daban vía libre a los cadetes de años avanzados para actuar. Ellos ya no daban más. No les querían dar agua. Las cadetes pasaban con las botellas de agua y les preguntaban ¿querés agua? y no les daban”
 
"La escuela no va a seguir así"
 
El gobierno de la provincia de La Rioja, en primera instancia ordenó remover y detener a los instructores y directivos de la escuela de policías y a la cúpula del Instituto de Seguridad, organismo que debía controlar la institución, que al menos durante un mes permanecerá cerrada.
 
“Tenemos chicos en terapia intensiva, otros que ya están más contenidos. Hay familias que están realizando denuncias, se harán los sumarios correspondientes y suspendimos las clases por un mes, a los fines de readecuar el plan y afición del entrenamiento. Si hay algo que está claro es que la escuela como está, no va a seguir”, Juan Luna Corzo, Ministro de Gobierno de La Rioja.
 
Mientras que las autoridades aseguran que cambiará todo el protocolo de entrenamiento antes de reabrir la escuela de cadetes, el Jefe de policía, Luis Páez expresó: "Lamentablemente nuestra ciudad es muy calurosa y quizás negligentemente no hemos tenido en cuenta ese tipo de calor y ahora estamos padeciendo esta situación. Hago un mea culpa de todo esto ya que soy el responsable de la Policía de la provincia".
 
Fuente: TN
 
APROPOL Noticias