Rosario - El ex jefe de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) se presentó en los Tribunales federales en una causa que lo tiene sindicado por confabulación para el tráfico de drogas con Ignacio “Ojito” Actis Caporale.
 
El comisario Alejandro Druetta, desplazado titular de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) y ex jefe de Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas, fue indagado este martes en los Tribunales federales en una causa donde está sindicado por confabulación para el tráfico de drogas. Su abogado defensor, Gabriel Navas, dijo que Druetta declaró durante dos horas y media “de manera satisfactoria” ante el juez Marcelo Bailaque y el titular de la Fiscalía Federal N° 2, Claudio Kishimoto, y que luego regresó a su casa. Ahora el magistrado del Juzgado Federal N°4 tendrá diez días hábiles para analizar el material probatorio y decidir el destino procesal del comisario en el nuevo expediente que se desprende de la causa contra Ignacio Actis Caporale, alias Ojito, detenido en 2016 en el autódromo de Buenos Aires y procesado como líder de una banda que abastecía de droga a bocas de expendio de la zona norte.
 
La investigación al comisario Alejandro Druetta se remonta a 2012, cuando fue designado como jefe de la Brigada Operativa N° 8 en Venado Tuerto. Para ese momento, Druetta ya tenía ese cargo desde 2010 en Villa Constitución. La pesquisa descubrió cuatro llamadas. Tras el análisis de las escuchas y otras pericias sobre las antenas donde rebotaron esas comunicaciones, los investigadores pusieron el foco en el comisario como quien mantuvo al menos tres conversaciones con Actis Caporale. Los resultados de las medidas determinaron, para la pesquisa, que el sospechoso avisó de su cambio de jurisdicción a Ojito por si quería “trabajar” en esa zona. Y en la cuarta, a un integrante de la banda de Actis Caporale, oriundo de Venado Tuerto, le advierte que tiene toda esa área dispuesta.
 
En base a estos datos, el fiscal Kishimoto solicitó cuatro órdenes de allanamiento: una para la vivienda del comisario, otra para su oficina en Contrainteligencia y las otras para domicilios de familiares o allegados a Druetta. El juez Carlos Vera Barros, del Juzgado Federal N° 3, en suplencia de su par Bailaque, autorizó los procedimientos, que fueron llevados adelante el 13 de abril pasado por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). En medio de un gran hermetismo, sólo se conoció que los uniformados de las fuerzas federales se llevaron la computadora de la oficina de Druetta y teléfonos celulares de los domicilios.
 
Una vez que se conocieron los operativos, voceros del Ministerio de Seguridad señalaron que el jefe de Contrainteligencia de la PDI había sido separado preventivamente de su cargo.
 
“El delito por el que se lo indagó fue el de confabulación con el narcotráfico. Las pruebas presentadas son las escuchas. Druetta declaró en extenso, dos horas y media, donde expuso todas las razones para probar que no es la persona de las escuchas, ni siquiera es su teléfono”, contó a El Ciudadano el defensor sobre la indagatoria que se desarrolló martes por la mañana en los Tribunales federales de bulevar Oroño al 900.
 
Ojito
 
La organización liderada por Actis Caporale fue desbaratada en septiembre de 2012 luego de varios allanamientos realizados por la PSA. En esos operativos, quedaron detenidos más de diez miembros de la banda y se secuestraron drogas.
 
En medio de los allanamientos, Ojito regresaba de Colombia con su novia y fue advertido de los procedimientos en Rosario, por lo que aprovechó una escala del avión en Lima, Perú, y abandonó el vuelo. Desde entonces se mantuvo prófugo hasta el 18 de diciembre de 2016, cuando la PSA lo detuvo antes de que corriera en una competencia automovilística en el autódromo porteño. Participaba del certamen bajo el seudónimo de Alex Aqua y conducía un Ford Fiesta de la escudería llamada Daytona Racing, que preparaba el vehículo en un taller del barrio de La Paternal, detallaron los investigadores.
 
De acuerdo con los pesquisas, Caporale no tenía domicilio fijo sino que residía en hoteles de la ciudad de Buenos Aires que iba cambiando en forma periódica.
 
En febrero pasado, la Fiscalía federal pidió elevar a juicio la causa por narcotráfico de la banda liderada por “Ojito” Actis Caporale, en la que está acusado como organizador.
 
Según las fuentes consultadas, la investigación que tiene en la mira al ex comisario se enmarca en otro expediente, el cual no se incorporará al juicio que está próximo a comenzar, pero no descartaron que tras el análisis del material incautado tanto en la oficina de Druetta como en las otras cuatro viviendas la Fiscalía federal pueda involucrarlo como parte de la banda.
 
 
Fuente: El Ciudadano
 
APROPOL Noticias