bolivia

La Paz (Bolivia) - Una multitudinaria manifestación de suboficiales, sargentos y sus esposas unió las ciudades bolivianas del Alto y La Paz para insistir en su petición de acabar con lo que consideran tratos racistas y discriminatorios en las Fuerzas Armadas, según recogen varias agencias internacionales.

 

La movilización fue protagonizada por militares de baja graduación, la mayoría con uniformes camuflados, y asociaciones bolivianas de etnia aymara como Los Ponchos Rojos se sumaron al grupo coreando consignas a favor de la igualdad de los soldados indígenas.

La movilización se inició tras un desacuerdo entre los soldados y sus superiores. Según Johnny Gil Leniz, presidente de la asociación de Sargentos y Suboficiales, el grupo solo admite negociar con el presidente Evo Morales.

Sin embargo, el ministro de defensa Rubén Saavedra ha declarado que las conversaciones entre el alto mando y los suboficiales continuarían, añadiendo que los reclamantes deberán seguir el protocolo apropiado para solicitar su entrevista con Morales, y formular sus reclamaciones a través de sus mandos, respetando el escalafón jerárquico. Ha descartado “cualquier acercamiento” en tanto que no lo hagan.

“Somos miles”

Tras la marcha, el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas ha informado de que el Ejército de Tierra, la armada y la Fuerza Aérea decidieron el “retiro obligatorio” de 702 suboficiales y sargentos que faltaron a sus trabajos y los acusó de “sedición, motín, realizar acción política y atentar contra la dignidad y el honor” de la institución.

“Son somos pocos, somos miles”, gritaron los militares de baja graduación desde la comitiva, acompañada por una banda de música para rebatir la versión del gobierno, que calificaba la manifestación de menos de un millar, según informa la agencia Efe.

Los residentes de La Paz ovacionaron a los soldados manifestantes gritándoles que nunca habían visto a oficiales de alta graduación con un nombre indígena. “¿Cuándo has visto tú un general Mamani, cuándo has visto un coronel Choque o Chambi? Esto nunca se ha visto. Ahora es el momento para que el pueblo ocupe esos puestos…Vosotros sois el pueblo”, exclamaba Alfredo Huanca, residente de La Paz.

“Descolonización” del ejército y agresiones a las familias

Johnny Gil, suboficial y también destituido, propone la “descolonización” de la institución castrense mediante reformas de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas para evitar la discriminación que impide a los indígenas desarrollar sus carreras profesionales hacia la oficialidad de alto rango. “Pedimos justicia social igualitaria”, “No restamos a los oficiales poder elitista o clasista, solo queremos ser mejores profesionales por el bien de las fuerzas armadas”, afirmó, añadiendo que “somos víctimas de persecuciones, intimidaciones y amenazas contra nuestras familias. Qué han hecho nuestras familias para soportar este maltrato y humillación”.

Las parejas y esposas de los soldados afectados también salieron a la calle para apoyar la protesta en tanto que se consideran víctimas directas de la situación.

Fuente: RT

APROPOL Noticias