ecuador

Quito - Protestas por el alza de las naftas. Son en distintas comunidades del país.

 

La protesta es por la suba del precio de los combustibles. Además, murió una persona atropellada en un retén. Alrededor de medio centenar de militares ecuatorianos siguen retenidos por grupos indígenas en zonas andinas del país, confirmaron este domingo a Efe fuentes del Ministerio de Gobierno (Interior), en momentos en que se mantienen las protestas por el aumento del precio de los combustibles.

Además, el gobierno de Lenín Moreno informó que una persona murió el domingo en Ecuador al ser atropellada por un vehículo durante protestas contra el fuerte aumento de los precios del combustible. "Se encontró a un hombre de 35 años sin signos vitales, víctima de un atropello por un vehículo que aparentemente huía del lugar al ser agredido por comuneros que mantienen bloqueada la vía pública" en la provincia andina de Azuay (sur), indicó la secretaría de Comunicación de la presidencia en un comunicado.

El grupo, formado por miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía, fue capturado el sábado en distintas ubicaciones. Su retención se produjo en el marco de la ola de protestas que protagonizan distintos grupos desde el jueves, y que los indígenas han incrementado este fin de semana mediante el bloqueo de carreteras principales, entre ellas la vía Panamericana que cruza el país de norte a sur. Hasta este mediodía, las fuentes consultadas por Efe no supieron informar cuál era el estado de los agentes ni si se habían entablado negociaciones para conseguir su liberación.

Según el medio local digital Primicias, un primer grupo integrado por oficiales y voluntarios de la Brigada Galápagos fue retenido en la comunidad de Nizag, en la provincia andina de Chimborazo. Otros diez policías fueron interceptados en la provincia de Imbabura, también en los Andes, cuando se dirigían desde la zona minera de Buenos Aires hacia Quito. El sábado, en respuesta al estado de excepción decretado el jueves por el Ejecutivo para afrontar la ola de protestas en su país, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) anunció que hacía lo propio y advirtió que retendrá a miembros de las fuerzas del orden que ingresen en sus dominios, en base a su derecho a la autodeterminación.

"Militares y policías que se acerquen a territorios indígenas serán retenidos y sometidos a justicia indígena", advirtió la mayor central indígena del país en un comunicado. Ello, ante la "brutalidad y la falta de conciencia de la fuerza pública para comprender el carácter popular de las demandas del paro nacional contra el "paquetazo", como llaman a la decisión del Ejecutivo de eliminar el subsidio a los combustibles, que ha derivado en la elevación del coste de los carburantes. Además, "ante la insistencia del Gobierno Nacional de avanzar sobre nuestros territorio con la explotación de minería, petróleo y bienes de la naturaleza, destruyendo entornos de vida y respaldando con fuerzas militares la presencia de las empresas".

​PB Fuente: EFE y AFP

APROPOL Noticias