merielles

Rio de Janeiro - “Valiéndose del cargo de presidente de la república y de instituciones del Estado, claramente ataca e intenta intimidar al comisario de la Policía de Río de Janeiro, con la intención de inhibir la imparcial investigación de la verdad”, dice un comunicado. VINCULAN AL PRESIDENTE CON EL CRIMEN.

 

Cinco organizaciones profesionales y sindicales de policías de Brasil acusaron este domingo al presidente Jair Bolsonaro de intentar intimidar al encargado de la investigación del asesinato de la concejal de Río de Janeiro y activista humanitaria Marielle Franco.

De ese modo, las asociaciones salieron en defensa del comisario Daniel Rosa, quien encabeza la investigación del crimen de Franco, ocurrido el 14 de marzo de 2018.

El nombre de Bolsonaro apareció en el caso la semana pasada, cuando un testigo -que se desdijo 24 horas después- afirmó que los supuestos asesinos de Franco estuvieron, poco antes de matarla, en una urbanización de Río de Janeiro donde vive uno de ellos y el mandatario tiene su residencia particular.

Sin embargo, los registros oficiales del Congreso señalan que ese día Bolsonaro -que aún era diputado federal- estaba en Brasilia, a más de 1.000 kilómetros de Río de Janeiro.

Bolsonaro afirmó ayer que tuvo acceso a las grabaciones de las llamadas entre la portería y las residencias del condominio antes de que, según él, fueran adulteradas.

Fuente: Telam

APROPOL Noticias