APROPOL Noticias - Caso Casco: las defensas dicen que no hubo desaparición ni homicidio
Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

banner superior 22 jun23 azul A

Caso Casco: las defensas dicen que no hubo desaparición ni homicidio

0027724484

Rosario - Alegan que no hay prueba de muerte violenta del joven bonaerense. Y sí de que se fue de la comisaría e incluso un video posterior que lo evidencia.

 

Familiares de los policías que irán a juicio por la desaparición forzada y muerte de Franco Casco plantearon anoche, en una reunión abierta a la comunidad, que los 19 efectivos serán acusados por un conjunto de creencias que no tienen basamento en prueba. Proclaman ser respetuosos de la suerte corrida por Franco pero indican que la construcción del caso realizada por un fiscal federal y avalada por un juez de instrucción cambiaron radicalmente con la incorporación de pericias que demuestran, para ellos, cuestiones fundamentales. Que no hay prueba de que el joven bonaerense de 23 años haya sufrido violencia alguna en la comisaría 7ª. Que no fue arrestado por una patrulla de esa seccional en la estación Rosario Norte. Que no hay constancia que acredite una causa violenta de muerte o que conecte a policías con el desenlace que tuvo el muchacho, cuyo cuerpo fue hallado en el Paraná el 29 de octubre de 2014, a 22 días de ser visto por última vez en la comisaría de Cafferata al 300.

El caso ofrece una controversia extrema y dolorosa entre las partes, y esta nota refleja los argumentos de una de ellas. Lo que dicen las defensas se puede refutar pero es innegable que en la causa hubo modificaciones gravitantes y notorias. De los 31 procesados inicialmente por el juez Carlos Vera Barros las alteraciones incluidas por nueva prueba o análisis del trámite dejaron afuera a doce. Una evidencia fuerte de muerte violenta fue desestimada al quedar claro que el desprendimiento de tres dientes superiores no fue traumático sino por mala salud dental, en dos casos, y por una maniobra de los odontólogos forenses.

"Ser escuchados"

En la reunión de anoche se escucharon audios de los acusados, de los cuales 10 están presos. Coincidieron en señalar que está instalada una historia sobre lo ocurrido que vuelve casi imposible controvertir la idea de que los policías de la 7ª mataron e hicieron desaparecer a Franco o bien contribuyeron a ello.

"Es muy difícil alterar esa idea porque la policía de Santa Fe está muy cuestionada, en parte con buenas razones. Pero hay policías que trabajan bien y otros que trabajan mal. Como también abogados, panaderos, médicos o periodistas. Sólo bregamos es por la posibilidad de ser escuchados. Tenemos elementos que desmienten la acusación y de hecho la causa ya cambió. Queremos demostrar que no hay prueba, pero no caprichosamente. Y no basamos lo que decimos en creencias sino en pruebas", dijo Hugo Alvarez, hermano del entonces jefe de la 7ª, Diego Alvarez, acusado de desaparición forzada seguida de muerte e imposición de tortura.

Cuatro puntos

Tras visitar a familiares en Empalme Graneros, el 6 de octubre de 2014 Franco iba a tomar un tren a Retiro pero nunca subió. En su resolución inicial Vera Barros enumeró elementos para inferir que esa noche fue detenido y sometido a torturas en un calabozo de la 7ª.

Los familiares de los acusados enumeraron ayer cuatro puntos para señalar que no hay evidencia para ellos de que las cosas hayan sido así. Estos son los puntos centrales:

• Rosario Norte: las defensas incluyeron un audio del 911 del día de la detención en el que se requiere ayuda por un ataque de hinchas a un colectivo 110 al que acude la misma patrulla a la que se le atribuye haber detenido a Franco. El móvil 4387 es el único que está en la zona a las 21.32 y se acerca a los pasajeros en Ovidio Lagos al 1. Ese móvil, dicen, no pudo haber estado al mismo tiempo en la zona de Rosario Norte donde la teoría acusatoria indica que fue apresado Casco. Ese audio difundido anoche se corrobora con el registro de GPS de esa patrulla que, alegan las defensas, no se detiene nunca en Rosario Norte. Un móvil sospechado de realizar una detención ilegal está, según los registros técnicos, a casi 500 metros de donde se afirma que Franco fue detenido. En esos siete minutos está confirmado que el móvil está en otra incidencia.

• Los presos del penal: al menos cuatro veces los 33 detenidos en el penal de la 7ª dijeron que supieron por la TV lo que había pasado con Franco la noche del 7 de octubre. Entrevistados en cuatro ocasiones, señalaron lo mismo ante Asuntos Internos, la Defensa Pública y dos fiscales provinciales. Luego de señalar siempre eso, once de los 33 detenidos afirmaron haber visto o escuchado situaciones de castigo físico contra Franco. Pero una pericia infográfica y un croquis demuestra, para los defensores, que esos 11 no pueden haber visto nada porque desde sus posiciones no era visible el lugar donde estaba Casco. Lo que haya pasado con Franco, alegan, fue fuera de la comisaría. Pero eso nunca se investigó y este es el punto central del caso. Hay imágenes de video que lo muestran caminando en la calle después de la constancia de salida con su firma peritada como auténtica en el libro de guardia. Se lo identifica en videos por sus tatuajes. Franco estuvo vivo y presente el día 7 de octubre de 2014 en la comisaría 7ª y se retiró a las 22 del mismo día.

• La autopsia: hubo dos exhumaciones, dos autopsias y dos necropsias del cadáver de Franco. En cinco años de instrucción más de 50 profesionales y dos juntas médicas tomaron contacto con los estudios. En ninguna de las medidas se pudo constatar alguna lesión en el cadáver. No se pudo determinar la causa de muerte y por ende no hay evidencia de una muerte provocada por violencia. Se detectó una posible lesión antemortem en las costillas que data de 14 días antes del deceso, cuando el joven estaba en Florencio Varela. Dos peritos de la Corte Suprema, Adriana D'Addario y Roque Nigro, indican que en los pulmones de Franco hay marcadores de ahogamiento. Eso no elimina la posibilidad de que le hayan provocado la muerte empujándolo al agua, pero en un juicio no basta la conjetura sino que hay que probarlo.

• Dientes: otro punto importante es que se demostró que la falta de tres dientes de Franco no fue de origen traumático en vida con lo que cae, para la defensa, el indicio físico para sostener que sufrió tormento. Los jefes de Odontología Forense de la UNR así lo corroboraron. Quedaron bajo una sospecha que despejaron y fueron sobreseídos por Vera Barros.

Respeto

"Hablamos con todo el cuidado y respeto que amerita el caso. Pero somos familiares de personas inocentes detenidas hace dos años y medio en un proceso donde hay prueba, no creencias, que desmienten la acusación", dijo Alvarez al abrir anoche la conferencia en un local de Urquiza al 2100. Esta es la posición de una parte en un pleito en el que murió un joven tras pasar por una comisaría. Un caso muy grave en el que en el juicio venidero, aún sin fecha, chocarán dos posiciones antagónicas muy definidas.

familiares. Los allegados a los policías acusados por la desaparición de Franco volvieron a manifestarse.

Fuente: La Capital

APROPOL Noticias