0025495324

Melincue - Los uniformados fueron imputados ayer en los tribunales de Venado Tuerto mientras que el joven golpeado estaba internado en grave estado.

 

Cinco policías fueron detenidos e imputados ayer por haber golpeado a un joven de 25 años a quien detuvieron la semana pasada en su casa de Santa Isabel, en el sur santafesino, y luego también agredieron en la comisaría del pueblo. Los uniformados fueron separados de sus cargos mientras se investiga lo ocurrido.

En tanto, el joven golpeado fue operado en el hospital de Firmat, donde le tuvieron que extirpar el bazo a raíz de los golpes recibidos, y anoche al cierre de esta edición permanecía internado en terapia intensiva.

Según la imputación formulada por el fiscal venadense Iván Raposo, los sospechosos "aplicaron golpes con de puño, patadas, culatazos con sus escopetas reglamentarias y cachiporras, tanto en su domicilio como en la comisaría 5ª, provocándole lesiones de carácter gravísimas".

Paz estaba sospechado por el robo de unas aberturas y distintas herramientas en una obra en construcción de Santa Isabel. El miércoles pasado fue arrestado y trasladado a la Alcaldía de Melincué, donde se descompensó y tuvo que ser trasladado a un centro de salud. Pero la gravedad del cuadro motivó su derivación al hospital de Firmat.

Allí el joven de 25 años fue intervenido quirúrgicamente y a pesar de su grave estado pudo hacer una declaración que desembocó en una orden del fiscal para detener a los policías José Omar Q., Marcela Ch., Valentín A., Sergio G. y Mario T. Los cinco fueron imputados ayer en los tribunales venadenses como coautores del delito de "vejaciones en concurso ideal con lesiones gravísimas agravadas".

El fiscal relató durante la audiencia que el hecho ocurrió a primera hora de la tarde del miércoles cuando ingresaron cinco policías la casa de Paz. Según el relato, los uniformados revisaron toda la casa y no hallaron nada que involucrara a la víctima con el robo que le atribuían. En ese momento Paz llegó a su casa y, aunque no se resistió al allanamiento, se enojó con los policías.

Los efectivos se retiraron pero pasadas las 16 llegaron otra vez dos patrulleros con seis agentes mientras Paz estaba en la vereda de la casa de una vecina. Entonces los uniformados comenzaron a golpear a Paz.

Amenazas

La pareja del joven, Macarena, intentó intervenir en defensa de su marido pero también recibió golpes. "Tu marido amenazó a mis hijas, te lo voy a matar y si vos hacés algo te meto presa", le dijo una uniformada a la concubina de Paz. Alrededor de las 19 le informaron a Macarena en la seccional que Paz estaba "detenido por amenazas y que estaban esperando la orden para decidir si lo llevaban a Melincué".

El fiscal Raposo tomó en consideración para su imputación distintos informes médicos y forenses que indican que "Ricardo Paz posee ruptura traumática de bazo y hematoma traumático en cola de páncreas y perigástrico. Que el mecanismo de producción de dicha lesión es un trauma directo contuso con gran violencia sobre el abdomen y con riesgo de vida para la víctima".

Fuente: La Capital

APROPOL Noticias