EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

banner inseguriddad solucion

Banner WSP Noticias 2020

.

Base banner apropol facebook 2021 600x200

Base banner apropol Twitter 2021 600x200

Base banner apropol Gab 2021 600x200

Base banner apropol Telegram 2021 600x200

Base banner apropol WSP 2021 600x200

Base banner apropol Youtube 2021 600x200

Base banner apropol Lbry 2021 600x200

Base banner apropol telefono 2021 600x200

Base banner apropol Instagram 2021 600x200

Base banner apropol web 2021 600x200

Base banner apropol mail 2021 600x200

 

dospoli

Una joven policía salvó a un bebé de seis días que se había ahogado mientras era amamantado Le practicó RCP arriba de la patrulla mientras lo trasladaban al hospital de San Lorenzo y logró que volviera a respirar. El pequeño Isaías quedó en observación, fuera de peligro.

Por Delcia Karamoschon

Apareció Daniela y lo que pudo ser una tragedia tuvo un final feliz porque con su intervención salvó a un bebé de seis días que se había ahogado mientras era amamantado. La joven policía le practicó de inmediato una RCP (reanimación cardiopulmonar) y logró que el pequeño Isaías volviera a respirar.

El ángel protector se llama Daniela Benítez y su rápido accionar fue fundamental para revivir a Isaías Iván. Ella y su compañero Rodrigo González son policías del comando central de la Unidad Regional XVII San Lorenzo y mientras estaban patrullando en la noche del martes, cerca de las 22, recibieron un llamado de alerta en el que informaban que en barrio Mitre, al este de la ciudad, había un bebé con problemas para respirar. “Estábamos cerca, por lo que decidimos ir hacia el lugar”, relató la agente a La Capital. 

“Cuando llegamos, los vecinos nos dijeron que la mamá se había ido con el bebé en una moto roja manejada por un hombre. Inmediatamente salimos en su búsqueda con la intención de asistirla para llegar más rápido al hospital y pudimos alcanzarla a unas seis cuadras”, explicó la joven policía.

“Ambos se subieron a la unidad móvil y le pedí a la madre que me pasara al bebé porque observé que no se movía y que estaba morado. Atiné a ponerlo boca abajo y comencé a darle golpecitos en la espalda”, detalló Daniela.

“El bebé vomitó y largó el llanto, lo que fue un alivio para todos”, afirmó la agente.

Abriéndose paso con luces y sirenas, llegaron rápido al hospital Granaderos a Caballo de San Lorenzo, donde el niño fue atendido por la pediatra de turno.

“En el móvil Isaías iba llorando y apenas llegamos me bajé rápidamente con él en brazos. La pediatra lo revisó y le tomó la saturación en sangre y la oxigenación y nos dijo que estaba estable”, detalló Daniela.

Según el parte policial, el bebé fue asistido por la doctora Andrea Alonso, quien manifestó que se encontraba fuera de peligro y que aparentemente se habría ahogado con leche materna por lo que quedaría en observación.

“Cuando nos comisionaron, nos dijeron que se trataba de un bebé de seis meses, pero apenas lo agarré me llevé la sorpresa de que era muy chiquitito. Luego la mamá nos dijo que tenía seis días de vida”, relató Daniela, quien destacó que reciben capacitación en RCP mientras son cadetes y también “nos dan clases en la unidad regional, tanto para asistir a adultos como a menores porque los procedimientos son diferentes”.

La agente de 34 años contó que en 2014 le tocó vivir una situación parecida, pero con su propio hijo: “Mi nene nació con problemas y sufría convulsiones. Un día, mientras estaba patrullando con un compañero, me llamó mi mamá diciendo que se había empezado a poner morado y no respiraba”.

“Lo cargué en la unidad y con sirenas y balizas mediante llegamos al hospital. En esa ocasión, como mamá, me tildé y no pude hacer nada. Por suerte mi bebé reaccionó y lo pudieron estabilizar”. Lamentablemente, por los problemas prexistentes, su único hijo falleció luego, cuando tenía apenas ocho meses de vida.

“Me pegó muy duro”, recordó. A pesar de que la situación vivida el martes por la noche le trajo recuerdos dolorosos, dijo que se siente “contenta por haber podido reaccionar rápido y no quedarme tildada”.

Daniela es de la localidad santafesina de San Justo y apenas se recibió tuvo como primer destino San Lorenzo, donde decidió quedarse. “Vivo acá desde hace 8 años y mi compañero es de Santa Fe, por lo que viaja permanentemente para venir al trabajo”. Para ambos, fue una situación fea y linda a la vez, ya que “finalmente pudimos ayudar a la mamá con su bebé”.

“Es una alegría haber asistido en algo así”, aseguró la mujer policía y adelantó que en su próxima guardia irá al domicilio de la mamá de Isaías “para ver cómo sigue el bebé”.

Fuente: La Capital

APROPOL Noticias