Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

banner denuncia gremial

“Coqui” huyó y los dejó en banda

banda coki

Ahora se viene la etapa de ajustar cuentas con quienes hace casi dos años venían haciendo la plancha en el combate a las drogas.

Por Miguel Zalazar

La llegada de Rodolfo “coqui” GALLARDO al Ministerio de Seguridad, y en él, a la Agencia de Investigación Criminal en calidad de subsecretario; puso endeble a la ex drogas peligrosas, ya que el ex PSA bajó la orden de que nada se hacía sin “su visado”.

Lo primero que hizo GALLARDO fue crear un “doble comando”, dándole todo el poder territorial para combatir el negocio de las drogas, al subdirector Sebastián GARCÍA, jefe del Departamento Antinarcóticos; en los hechos este funcionario policial no se reportaba jamás a sus superiores jerárquicos, solo respondía ciegamente a GALLARDO.

De la misma forma lo hacía el comisario supervisor Nicolás CUESTA, jefe de Operaciones, y también una especie de subdirector del sur, en la geografía provincial; lo curioso es que en la zona centro-norte, en los hechos no había jefe; y el propio CUESTA se encargaba de ver como funcionaban algunos kioscos, pero al no conocer el territorio se manejaba con “algunos amigos”.

Tanto GARCIA como CUESTA, ambos de Rosario, eran los únicos policías que tenian en mando y comando de la operatividad de la fuerza antinarcóticos, y de ahí en mas, tenían alfiles fieles, que se manejaban en una especie de fantasmas como el Subcomisario "El Negro" Jatip. Más de una vez, alguno de esos “obedientes subordinados”, visitaban kioscos de Santa Fe con alguna intentona de “buenos oficios”, hasta que fueron vistos, puestos bajo una lupa, y desaparecieron; por eso los rosarinos se quedaron en la Chicago Argentina para desde ahí “hacer la plancha”, y asi el mundo narco gatillaba a propios y extraños, mientras ellos hablaban de delitos predatorios.

Por estas horas tanto GARCIA como CUESTA no solo pidieron irse de la Agencia, casi en huida como lo hizo su jefe político, solo que estos podrían comenzar a transpirar la frente desde lo administrativo y judicial, cuando tengan que responder sobre su accionar en estos dos últimos años; o lo que es peor cuando comiencen a caer presos grandes distribuidores y comiencen a hablar.

PEROTTI pide colaboración, la gente está harta de la inseguridad; y nunca se dio cuenta que el enemigo estaba adentro, policías como GARCIA y CUESTA no eran sus enemigos, pero GALLARDO los convirtió en tales.

La provincia durante dos años estuvo ausente en materia de narcocriminalidad; hubo mucha gente del poder que lo sabia y se hicieron los distraídos, legisladores que defendían a capa y espada a SAIN, y en el plano policial GARCIA y CUESTA estaban en otra; ahora, la impunidad no es eterna; lo que muchos callan, las celdas de los celulares hablan.

APROPOL Noticias

 

banner violencia 01ene21