linea socialista

Derrotados en las elecciones, Pullaro vertiginosamente “ordena jugadores” para "volver" dentro de cuatro años y dinamitar la proxima gestión de Perotti en seguridad. Negocios y relaciones peligrosas que defenderan a toda costa.

Por Alberto Martínez

El actual ministro de seguridad Maximiliano Pullaro, junto a su séquito rearma el equipo para dentro de cuatro años dinamitando toda posibilidad de gestionar eficazmente el área que deberá asumir el próximo mandato a partir del 10 de diciembre. Para ello arrancó con una elección trucha de delegados en la comisión paritaria (pre-elecciones y entre gallos y medianoche), el apriete días antes de las elecciones al personal “para que bajen la orden de votar a Lifchiftz”, los pases de funcionarios a áreas estratégicas y asegurarse el “ascenso” de sus oficiales supriores que el próximo gobernador tendrá a disposición para conformar los cuadros de comando de la institución.

A principio de abril pasado en una nota adelantamos la orden de Pullaro "Rompan todo, no dejen nada" sabiendo ya que se caian electoralmente.

¿Se comprende?

Por otro lado funcionarios y ex colaboracionistas del socialismo ya se reciclan para “ofrecer sus servicios” al nuevo régimen de manera escandalosa.
Dentro de la institución sabemos claramente como juega cada jugador en este convite y nadie engaña mas a nadie. Somos pocos y nos conocemos mucho.
Entendemos que las próximas autoridades están trabajando e un plan para desembarcar de una manera correcta y avanzar saltando todas estas maniobras que el socialismo pretende instalar.

 

Notas relacionadas:

"Rompan todo, no dejen nada" (08 Abril 2019)

 

AMPLIAREMOS

APROPOL Noticias