Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

RESIDUOS DE SAÍN: Chalecos no aprobados y talles únicos que proveen al D-1 pero no a unidades operativas

chalecos

Pese a que hace varios meses se fue del ministerio, donde aún conserva sus alfiles con gran poder; seguimos padeciendo a Marcelo SAIN, por las malas y sospechosas compras que hizo, y donde algunas prácticas no han cambiado respecto a hacer las cosas mejores.

La sospechosa compra de SAIN en chalecos balísticos está visualizándose en estas semanas, aunque se intenta silenciar u ocultar un nuevo retroceso en materia de seguridad pública, y en este caso mucho más grave porque se trata de la vida de los trabajadores policiales.

CHALECOS NO APROBADOS

Nadie ha explicado desde el Departamento Logística (D-4) a cargo del Director Marcelo CORREA, ni del Ministerio de Seguridad, como es que quedó paralizado el arribo de tres mil (3000) chalecos porque no fueron aprobados por el ejército en la muestra que se efectuó.

Oficialmente se dijo que se trató de un error de comprobación, cosa poco creíble hasta ahora, ya que los chalecos están hechos y “comprados”; ¿por qué no se retiran y distribuyen entre los policías?

CHALECOS DE UN SOLO TALLE

Otro de los grandes yerros, de “los iluminados” funcionarios políticos, con el aval de algunos “asnos” policiales, es “admitir” a La Campora, la imposición de chalecos balísticos a sabiendas que no han de ser del talle del que se necesitan; hay gran cantidad de personal que ha quedo marginado de la entrega, y consecuentemente expuesto en sus tareas, porque no le ha sido provisto, ya que no hay talles en existencia, no los habrá.

Para dar un ejemplo concreto, en la Dirección General de Coordinación con las Oficinas de Gestión Judicial, (OGJ), tribunales de la ciudad de Santa Fe, sobre treinta y cinco (35) efectivos de seguridad, solo le fue posible la entrega a diez (10); recordemos que los compañeros en ese lugar trabajan con detenidos; cuál es su protección ante un hecho contingente?

En tal sentido, nos preguntamos si las autoridades, léase Jorge LAGNA, o Emilse CHIMENTI, entienden que por cosas como estas, puede morir un policía; ¿y ante un hecho fatal, quien se hace cargo? Los actos protocolares de la entrega de una bandera a la viuda en el cementerio, no devuelven la viuda de nadie señores.

CHALECOS AL DEPARTAMENTO PERSONAL (D-1)

Otra de las cosas que llamó la atención, es como planifican quienes conducen política y policialmente a la fuerza policial santafesina; nadie duda que la totalidad de los empleados policiales de la provincia que son de seguridad, debieran tener un chaleco provisto; pero sucede que el gobierno jamás ha podido solucionar eso, y juega al límite, y lo hace porque no son ellos quienes exponen la vida.

Una situación particular, o podríamos decir, falta de sentido común, es como es que se proveyó de chalecos balísticos a personal del Departamento Personal (D-1), que en su mayoría, en la carga horaria hace tareas netamente administrativas, en vez de procurar primero resolverle las cosas a quienes están en tareas operativas, en AUOP, Cuerpo, AIC, Guardia Rural.

Es poco entendible como muchos de los yerros que le apuntábamos a Marcelo SAIN siguen estando; ahora, ¿de quien es el responsable de seguir con más de lo mismo?

APROPOL Noticias