Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

banner denuncia gremial

CAUSA CASCO: La acusación pone su confianza en una perito denunciada penalmente por falso testimonio y civilmente por calumnias e injurias

creimer tapa

ROSARIO.-  El pasado jueves, en la desimoseptima audiencia declaró la Dra. Virgina Creimer. La profesional hizo una larga alocución, plagada de contradicciones con el expediente judicial y con sus propios argumentos. Acá te contamos quien es Creimer y cual era su misión en el debate.

Por Hugo Alvarez (*)

La CAUSA ARMADA por la lamentable muerte de Franco Casco sigue un derrotero que parece ya no tener punto de retorno.
En ese marco y pasadas ya 17 jornadas hay datos que le quedaron clarísimos al tribunal.

• Franco Casco jamás estuvo detenido en la seccional la noche de 6 de octubre del 2014: esto se confirmó mediantes audios del 911, recorridos de GPS y testimonios que confirmaron tal extremo.

• Franco estuvo demorado durante 9 horas el día 7 de octubre de 2014 a disposición del fiscal Alvaro Campos: esto se confirmó mediante la foto de prontuario de Franco, la cual una pericia informática de GNA determinó QUE FUE OBTENIDA EL DÍA 7 DE OCTUBRE.

El mismo argumento (ya demoledor de por si) se reforzó con la firma en el acta libertad, confirmada por peritos calígrafos como de puño y letra del propio Casco e impresa el mismo 7 de octubre.

En ese marco de revelaciones, y ante la innegable realidad de que la acusación viene perdiendo 16 a 0, hizo su aparición la Dra. Virigina Creimer.

¿Quien es Creimer?

Medica, ex Forense, con ese título ya que trabajó en dos oportunidades para áreas del Estado, y en las dos oportunidades la echaron de ese trabajo.

Si bien no se han relevado estudios definidos sobre este tema, se podría señalar que el caso de la doctora Creimer es algo particular, debe ser una de las únicas personas en Argentina que la echan de un empleo público no una vez sino dos veces.
Sobre esto la profesional deslizó que había "renunciado a su trabajo" contando una tórrida historia sobre una supuesta "amenaza" la cual jamás fue corroborada.

La verdad es que sigue realizando la misma labor de manera particular ya que la echaron de un puesto Estatal dos veces.
Se define como referente a nivel nacional e internacional, aunque en el juicio afirmó que actúa especialmente en Rosario y otras áreas del país, pero no dijo en que parte del extranjero.

Al realizar una búsqueda combinándo palabras en inglés como "cience" o "medical" con el nombre "Virginia Creimer" no aparece ningún resultado.

En uno de sus blogs se definió de la siguiente manera "Soy Virginia Creimer, Tengo 50 años, soy hija de los pañuelos blancos y madre de los pañuelos verdes".

Cada trabajo pericial que hace es contratado por organizaciones como CPP (comité prevención de la tortura) CEPP (comité ex presos políticos) y otras de la misma línea.

Todos sus dictámenes -sin perjuicio de que haya sentencia de absolución o de culpabilidad- son lapidarios para los acusados.
En todos los caso que toma acusa a trabajadores policiales.

Como se contará mas adelante, las cuantiosas sumas que cobra la doctora jamás figuran en el expediente.

Si bien hay ciertos portales -no radicalizados ni totalmente parciales- amplios y objetivos como "La Izquierda Diario", "Cosecha Roja" o "Pagina 12" que ensalzan la labor de la señora Creimer, lo cierto es que el estatus de "eminencia" o "perito jerarquizada" son títulos auto referenciales que la doctora se otorgó con un alto grado de amor propio y poca modestia.

La mayoría de médicos consultados por este portal no refirió ninguna simpatía profesional por su labor.

EL DEBATE

Durante el juicio la médica hablo de protocolos forenses como el "protocolo de Minessota" o el "protocolo de Estambul" reconocidos a nivel internacional por la comunidad científica, para posteriormente compararlo con el "protocolo de Creimer" que es uno que se inventó ella.

En ese marco pidió una pizarra y comenzó a hacer garabatos poco legibles para luego explicar cortes de autopsia reconocidos mundialmente, los cuales ella no aplicaba porque prefería los "cortes de Creimer" nuevamente hablando de si misma en tercera persona.

Por si esto fuera poco describió que con los cortes o "variaciones de Creimer" ella ve lesiones donde nadie más la encuentra, ni maquinas, ni humanos, sólo ella, es decir, no sólo se inventó un protocolo que la comunidad médica no reconoce sino que con esa variante, la doctora encuentra lesiones donde ningún otro médico ni forense las observa, para mayor rareza esas lesiones SIEMPRE son provocadas por personal policial y únicamente son detectadas a "ojo desnudo" (la doctora uso ese término muchas veces) por la señora Creimer.

LOS HECHOS

Con todo lo anteriormente referido la señora Creimer no pudo dar al Tribunal ni una sola pista clara o firme sobre cual había sido la causa de muerte de Franco Casco.

Al pedirle respuesta sobre si el torso de Franco presentó alguna lesión de esas que solo se ven con los cortes "de Creimer" la misma expresó que NO, y que el cadáver estaba muy deteriorado.

Al preguntarle si a Franco lo habían asfixiado con una llave tipo "mata león" (la doctora pasó casi una hora explicando esta maniobra) la misma afirmó que NO, y que había hablado de esa maniobra en "casos generales".

Al preguntarle si creía que Franco había sido torturado la misma NO pudo dar una respuesta clara ni siquiera usando el "protocolo Creimer".

Uno de los momentos más delirantes fue cuando sostuvo que "el río Parana está del lado de los policías porque los ayuda a descartar cuerpos" y que "las palometas contribuyen con la ocultación de lesiones" lo cual sonó a que los policías también entrenan palometas "cómplices" o "encubridoras" para luego soltarlas en el Rio y que muerdan a las "víctimas" que estos "arrojarán".

LAS CONTRADICCIONES

En este punto debemos resaltar los distintos estados por los que paso la señora Creimer:

  • Momento 1: "El calabozo transitorio dio positivo en luminol, hubo golpiza".
  • Momento 2: "El luminol dio negativo en la determinación sangre, no se si hubo golpiza"
  • Momento 3: "Franco murió por asfixia seca, su pulmón no tenía agua".
  • Momento 4: "A Franco lo ahogaron en un tanque, su pulmón seguro tenía agua".
  • Momento 5: "La muestra de medula no tenía diatomeas".
  • Momento 6: "Encontramos diatomeas en el cuerpo de Franco".
  • Momento 7: "Franco cayó muerto al agua".
  • Momento 8: "Franco cayó vivo al agua".

Todas estas respuestas convivieron con distintas personalidades de Creimer en el mismo tiempo y espacio.

CREIMER SE ESCONDE EN EL BAÑO

El momento mas álgido fue cuando la defensora Antonela Travesaro pidió exhibir un audio donde se corroboraban definitivamente las mentiras de la doctora.

El audio era una entrevista radial que la defensa había cautelado por escritura publica a mediados del 2018 y desde ese momento permanecía reservado.

Una semana antes de la declaración de la doctora fue acercado al Tribunal.

En esa entrevista la medica afirmaba que Franco se había ahogado en el Río Parana.

Creimer que llevaba mas de una hora hablando sin problemas y con altanería pidió "ir al baño" probablemente para ensayar una respuesta que jamás llegó.

Finalmente su declaración estuvo plagada de irregularidades y especulaciones que no dieron ninguna certeza al Tribunal.

(*) Presidente de la Asociacion Civil Inocente Colectivo

APROPOL Noticias

 

banner violencia 01ene21