red mujeres policias 1562114500

Santa Fe - Presentaron un proyecto junto a la diputada Alicia Gutiérrez para crear un centro que acompañe y reciba denuncias por violencia laboral. Ingresó en la Legislatura provincial hace un mes y este jueves será la presentación oficial.

 

Tania trabaja desde hace 12 años en una comisaría de la capital de Santa Fe. Entró a la fuerza para mantener a sus tres hijos. En su trabajo diario fue testigo y protagonista de agresiones, insultos y maltrato de jefes y compañeros. “No tenemos donde recurrir cuando nos agreden. El patriarcado y los amiguismos están muy presentes en una estructura vertical como la Policía”, contó a El Ciudadano. Ella es parte de una Red Nacional de Mujeres Policías con Perspectiva de Género. En Santa Fe lo integran cerca de 150 trabajadoras. Buscan servir de contención para afrontar situaciones de violencia laboral dentro de la fuerza y el servicio penitenciario. De hecho, su código no prevé licencias por hechos de violencia de género.

Las mujeres policías en Santa Fe trabajaron durante tres meses con la diputada Alicia Gutiérrez en busca de una herramienta que les permite denunciar las situaciones y visibilizarlas. La legisladora creó un proyecto de ley para hacer el Centro Integral con Perspectiva de Género para Mujeres Policías y Penitenciarias (Cipgen) que prevé cinco sedes en Santa Fe donde trabajarán psicólogos, trabajadores sociales y abogados. Este jueves presentarán la iniciativa de forma oficial en la ciudad capital.

“En 2018 recibimos consultas de mujeres policías y del servicio penitenciario que fueron víctimas de violencia y no denunciaron por miedo a las represalias. Necesitamos escucharlas y acompañarlas”, dijo Gutiérrez a El Ciudadano.

Funcionamiento

El objetivo del Cipgen es recibir las presentaciones, contener y dar acompañamiento jurídico y psicológico a las mujeres que hayan sufrido situaciones de violencia laboral o intrafamiliar. También servirá para llevar un registro y estadísticas de las situaciones. “Queremos garantizar la igualdad de oportunidades, los asensos y derechos”, señaló Gutierrez.

“La Policía es una fuerza verticalista y las mujeres asumen un papel en espejo con los hombres agresores. Ninguna de las trabajadoras que acompañé se animó a denunciar en Fiscalía. Están a merced de quienes ejercen la jefatura y tienen pocas posibilidades de denunciar sin represalias. Queremos que capaciten a los integrantes de la fuerza policial y que pueda haber un ejercicio de derechos para ellas”, agregó Gutierrez.

La diputada señaló que el proyecto entró a la Legislatura hace un mes y está en la comisión de derechos y garantías.

Desde adentro

En marzo una policía de Santa Cruz escribió un comunicado en su página de Facebook pidiendo que no las envíen a trabajar en las manifestaciones de mujeres. Lo compartió días antes de la masiva marcha del 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. Escribió que manifestar por seguridad no es delito y que las policías sólo irían a acompañar. El texto sirvió como puntapié para conformar la Red de Mujeres Policías con Perspectiva de Género que funciona en todo el país. En Santa Fe lo integran cerca de 150 trabajadoras.

“Nació por una realidad que vivimos”, contó Tania sobre el surgimiento del grupo que nuclea a trabajadoras de Vera, Rosario, el cordón este, San Javier, Helvecia, San Justo, Santa Fe, Santo Tomé y Rincón. Ella dijo que las mujeres de la fuerza policial y del servicio penitenciario sufren maltratos, insultos, cambios de horario y de localidades. En menor medida, algunas fueron víctimas de abusos sexuales. La ley policial – N°12521/06– no contempla licencias por violencia de género. Por lo que caen en el pedido de licencias médicas, que les quita puntos para un posible asenso.

“El insulto es diario y está naturalizado. Viene de superiores y de compañeros del mismo rango. También de mujeres porque quieren imitar al hombre. Hay mucho miedo y la represalia es para siempre. Los jefes siempre están protegidos”, señaló.

El 8 de junio organizaron el primer encuentro en la ciudad de Santa Fe. “Tenemos que llegar a más compañeras de toda la provincia. Vamos a seguir organizando actividades y capacitaciones en género. Queremos mostrar otra imagen y que nos vean como trabajadoras”, agregó.

Ley Micaela

La iniciativa de Gutiérrez hace eco en algo que ya funciona en la provincia. Desde 2018 el gobierno da un curso obligatorio en género para todos los rangos de la Policía santafesina. En los ascensos es una prueba como cualquier otra. También es parte de la currícula para quienes quieren ser policías y estudian en el Instituto de Seguridad Pública Provincia de Santa Fe (Isep). La capacitación fue previa a la sanción en diciembre de la Ley Micaela por el Congreso de la Nación, que establece que los funcionarios que se desempeñen en los tres poderes del Estado deben capacitarse en materia de género y violencia hacia las mujeres. La ley lleva el nombre de Micaela García, una militante del Movimiento Evita que en 2017 fue víctima de un femicidio. Al ser nacional, debe ser reglamentada por las provincias. En Santa Fe, el proyecto fue presentado en la Cámara de Senadores por el gobernador Miguel Lifschitz en marzo, pero la iniciativa aún está en comisiones.

Fuente: El Ciudadano

APROPOL Noticias