benitez

El General Roberto Benitez es el director de la Escuela Superior de Policía, de bajo perfil, pero con una altísima capacidad en la formación de los futuros jefes policiales.

Por Miguel ZALAZAR

 

Bajo el sol de diciembre de 1989 llegue a la Escuela de Cadetes para hacer los exámenes previos para ingresar a la escuela de oficiales, y en la guardia estaba un cadete de segundo año, próximo a colocarse la tercer barrita que lo ubicaba en su último año de estudios; ese era Roberto BENITEZ, de solo verlo parado te dabas cuenta que para lo que nosotros quizás era miedo; en realidad imponía respeto, presencia y mando, será por eso que hoy está donde está, llegó donde llegó, y la institución debe estar agradecida.

Anteriormente he citado que la impronta que le ha dado el nuevo director del I.Se.P. a la formación de los policías, en todas sus jerarquías, ya a partir del proceso de selección, esta dando resultados, aunque ello por lógica sea lento; ya que hoy son dos años de estudios y no ocho meses; de ahí que digo, que Gabriel LEEGSTRA, ha tenido la mirada exacta de lo que pretendía cuando designo a BENITEZ como director de la Escuela Superior.

Quienes hemos pasado por institutos con una formación de subordinación y mando; algo que se había perdido hacia finales de los noventa, vemos con buenos ojos que se haya retomado esto; y que se intente recuperar esos años perdidos, cuando no había Escuela Superior de Policía, y todo parecía ir al barranco.

Suerte, decisión, conciencia, entre otras tantas cosas, hicieron que algunos funcionarios políticos entendieran por donde pasaba la cosa y que inexorablemente redundaba en la seguridad pública; y que la clave de esto, era hacer de los policías los mejores conductores, y en esa tarea; hoy en el I.Se.P. en esta franja de oficiales superiores, tiene a alguien de prestigio.

Dentro y fuera de la institución policial hace veintiocho años que estoy ligado a ella; observo, veo y recojo comentarios de muchos comisarios, la gran tarea de Roberto BENITEZ, se comenta entre los oficiales superiores, y se ve plasmada en la función operativa y administrativa de la repartición; algo que mucho sirve para la conducción de la Jefatura al momento de impartir directivas sobre la seguridad, y en la designación de esos oficiales en cargos importantes.

Recibirlos como alumnos y darle clases a comisarios supervisores, subdirectores y directores; policías con veintiséis años de servicio o más, no es tarea para cualquiera, porque no solo se requiere de portar una estrella más sobre los hombros; se requiere de conocimiento, capacidad, entrenamiento y mando; y eso es lo que tiene el General Roberto BENTEZ; alguien que esta a la altura de las circunstancias; donde incluso, como pocas veces pasa, quizás por su actividad personal, ponerse a la par de cualquier estudiante, en cualquiera de las jerarquías a entrenar desde lo operacional.

A veces la vida misma nos hace perder de vista donde ha andado cada uno de nuestros pares, e incluso, en alguna oportunidad alguien se pregunta, y quién es Roberto BENITEZ. Solo para resumir el gran director que hoy tiene nuestra provincia en la formación de jefes policiales; remarco que luego de haber transitado muchos años en las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) en distintas divisiones; llegó a la jefatura de ese cuerpo de elite en marzo de 2011.

En el año 2015, por entonces director de policía, fue puesto al frente de la Unidad Regional X, Departamento Iriondo; en el año 2016 la jefatura de policía, lo designo Jefe de la Unidad Regional VIII, Departamento General López, hasta que fue designado a formar parte de la estructura del Instituto de Seguridad Pública y allí asumir como Director de la Escuela Superior.

En junio de este año, junto a los directores generales que alcanzaron la máxima jerarquía, BENITEZ recibió el sable, réplica del usado por el Brigadier General López.

Vocación y Motivación

En agosto pasado, cuando cerraba uno de los ciclos de cursado para oficiales jefes y superiores, Roberto BENITEZ dio un gran discurso, donde hizo hincapié en dos valores importantes; la vocación y la motivación.

Y fue muy claro en esto de ser policías por querer serlo, por sentirlo, por verlo como algo para lo que uno ha nacido; y remarcó que para que exista esa vocación también se requería de una motivación; y que esta iba de la mano de la capacitación; y eso es lo que efectivamente se esta haciendo; volver a lo que alguna vez perdió, y por fortuna hoy se puede reencausar.

Al comienzo decía, que la institución policial debe estar agradecida de tener al Director General Roberto BENITEZ como formador de futuros jefes; y trazo un paralelismo con aquel cadete que conocí en 1989, ese que conoció la Escuela de Cadetes, que conoció la vieja Escuela Superior de Policía; y que hoy junto a un equipo de trabajo comienzan a dar resultados, para la propia policía, y para los santafesinos a quienes se deben los servidores públicos.

Ojalá, sea este un camino de ida, un camino sin retorno, y que todo cambio a futuro, siempre sea para potenciar mejor a los profesionales de la seguridad pública; y que podamos cimentar muchos formadores como BENITEZ.

Fuente: UTRAPOL

APROPOL Noticias

 

esenfrdeitpt

banner inseguriddad solucion

banner youtube

Noticias +

Thumbnail Santa Fe - El gobierno de la provincia de Santa Fe informó que se ha dispuesto continuar con el pago de la cláusula de actualización automática de los salarios aún iniciado el mes de enero del año...
Thumbnail Rosario - La marcha convocada por las dos CTA y el Frente Sindical de Pablo Moyano fue multitudinaria. De forma transversal, los manifestantes rechazaron el ajuste, que "no responde a una tormenta,...
Thumbnail Rosario – Nueva entrevista al líder de los familiares de compañeros acusados por la muerte del joven en esta ciudad y que sostienen la total inocencia de los imputados. ENTREVISTA EN VIDEO...
A 100 años de la huelga policial
Miércoles, 09 Enero 2019
Thumbnail Rosario - Los agentes pedían una serie de reivindicaciones que no fueron atendidas por el gobernador, quien incluso minimizó la protesta, pero la huelga generó temor en el sector empresarial.
Thumbnail Santa Fe - La obra social estatal cuenta con más de medio millón de beneficiarios, casi el 30 por ciento de la población asegurada de la provincia.
More inGremiales