policia amamantando

Ocurrió este jueves en Saladillo, provincia de Buenos Aires. La mujer policía fue a asistir a la mujer y amamantó a la bebé de tres meses para calmarla.

 

En medio de la trágica muerte de una mujer de 24 años, una policía que fue a asistirla amamantó a su bebé de tres meses para que se calmara. Ocurrió el jueves a la noche en Saladillo, provincia de Buenos Aires. 

La víctima sufrió una descarga eléctrica en su casa cuando intentaba enchufar el secarropas. Quedó inmóvil, tirada en el piso. Una de las primeras oficiales en llegar tras el llamado desesperado de su marido fue Micaela Mongiano, policía y además mamá de un bebé de dos años.

"Tenía pulso bajo y el oficial Cristian Flores se quedó intentando reanimarla. En ese momento escuché ruidos en otra habitación, llantos de un bebé. Fui a ver qué sucedía y vi a cuatro menores que eran hijos de la mujer. El bebé lloraba mucho. No sabía qué hacer y lo amamanté para que se calmara", relató la joven.

El desgraciado hecho ocurrió el jueves alrededor de las 21, en una precaria vivienda donde también viven otros tres chiquitos de 3, 4 y 5 años. "Escuchar a esos nenes me partió el alma. Me olvidé de lo que estaba pasando, me aislé. En ese momento no actuó la policía sino la mujer, la madre. El ser humano", dijo Micaela, quien es policía desde hace siete años.

En cuanto a la víctima, Flores sostuvo que le realizó RCP pero no logró reanimarla. "Desde que empecé la maniobra hasta que vinieron los paramédicos no me alejé de la mujer. Hice todo lo posible y no alcanzó para salvarle la vida. Pusimos todo lo que estaba a nuestro alcance", se lamentó.

Fuente: La Mañana de Neuquen

APROPOL Noticias