Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

CAUSA ARMADA: Fragmentos de una militancia deteriorada

lapoderosa

ROSARIO-.  El inicio del juicio por la desaparición de Franco Casco mostró a la sociedad un primer pantallazo de las fuerzas que pretenden apretar a la justicia y pugnan por construir la culpabilidad de los trabajadores policiales acusados. Acá te contamos cuáles son sus argumentos. (imágen: militantes colgaron un pasacalle que tuvieron que bajar porque contenía información errónea del caso como “única seguridad”).

Por Hugo Alvarez (*)

"Nuestra única seguridad: a Franco Casco lo mato la policía federal". En esos términos rotundos y precisos se expresaba parte de la militancia comprometida con el caso de Franco.

Ni siquiera sabían (después de siete años de investigación y cientos de titulares) que a quienes se acusa por la muerte del joven son trabajadores policiales de la provincia de Santa Fe.

Informados de esa realidad por uno de los punteros -que fue alertado por un abogado de la acusación- tuvieron que bajar el pasacalle y esconderlo.

Posteriormente la llegada de militantes con bombos y camisetas de distintas organizaciones como JP Evita, La Poderosa, o la MCLV se hizo sentir al lado de los familiares de los trabajadores policiales.

Parecía que no tenían idea de a que iban a ese lugar.

Las escenas de punteros llevándose "de la oreja" a militantes desorientados hacia "su lado" de la protesta fue corriente durante toda la mañana.

Una militante desconcertada se une a los músicos (todos con camiseta negra) que acompañaban los familiares de los trabajadores policiales.

 

musicos

 

"Por Bocacha que lo mato Gendarmería"

Fue uno de los diálogos de dos militantes en torno a lo que estaba pasando frente a los Tribunales.

La esposa de uno de los acusados oyó la charla cuando compraban un café en la Shell de Oroño y Córdoba.

Luego de oír esta conversación y al contármela, reafirmábamos el desconocimiento total de las personas que se mueven detrás de la idea ideologizada sobre la muerte de Franco, y las circunstancias que envuelven casos sensibles donde se acusa a trabajadores policiales con más dudas que certezas.

Ello se reflejó de manera definitiva en el mensaje que transmitieron los pasacalles y banderas de la militancia, donde los carteles por Franco contenían información errónea o afirmaban posturas políticas que no decían nada sobre la causa.

Los cantos que hicieron (ayudados por micrófonos y parlantes potentes) fueron tapados por los gritos de los familiares que a voz cruda transformaron el mensaje "yo sabía, yo sabía, que la causa Casco era todo una mentira".

Gente prestada, gente apretada

Durante el día martes, algunos de los trabajadores policiales que viven en el mismo barrio donde cierto sector de la militancia política tiene comedores sociales, recibieron comentarios de apoyo y aclaraciones de ciertos vecinos.

"No queríamos participar de esa marcha, pero están apretando a la gente en todos los comedores bajo la amenaza de que si no van les van a quitar los planes".

Después del desconcierto que mostraron el día lunes, los fragmentos de una militancia deteriorada empieza a cuestionar internamente quienes son realmente los opresores y como resisten los oprimidos. Quienes mienten y manipulan, y quienes en realidad encarnan un movimiento popular sin más pretensión que verdad y justicia.

A ese movimiento los llamamos a sumarse el próximo jueves 16 de diciembre desde las 9 de la mañana frente a los Tribunales Federales de calle Bv. Oroño al 900, porque como marco esa vieja estrofa que a tantos nos acuno desde pibes "todos unidos triunfaremos".

(*) Presidente la la Asocacion Civil Inocente Colectivo

APROPOL Notticias

 

banner violencia 01ene21