Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

SANTA FE: Los gendarmes pasan, la inseguridad no baja

brilloni asume

La designación de Claudio BRILLONI, no cayó bien en la fuerza policial, particularmente en los altos mandos, en actividad y retirados, mucho sostienen que siempre los gobiernos han apelado a hombre de esa fuerza nacional, como algo extraordinario, cuando en realidad no tienen ni la menor idea de cómo conducir una fuerza policial, y mucho menos hacer de esos recursos humanos la operatividad en la calle

Por Miguel Zalazar

No voy a dar nombres porque están en actividad, algunos con cargos importantes; y otros retirados con mucha predicación en la fuerza; pero con quienes hable personalmente tenían gestos de fastidio.

Policías santafesinos sostiene que cualquiera de ellos podría diagramar políticas de seguridad mucho más efectistas que las de no solo la dirigencia política, sino de paracaidistas de otras fuerzas. ¿Recordemos que muchos oficiales superiores además de conocer la provincia, de haber ocupado cargos importantes, son profesionales universitarios, profesores de escuelas de formación policial, licenciados en seguridad, con capacitación en nuestro país y fuera de él, entonces, porque apuestan a un ignoto?

Creo que la respuesta es bien simple, los políticos han estigmatizado tanto a la fuerza policial, que ellos mismos no confían en jefes que han pasado; son capaces de poner las manos en el fuego por un senador híper cuestionado, por un cantante que va a un casamiento narco, pero jamás respaldarían a un buen policía.

Os primeros sondeos de la mañana, fueron muy lapidarios con BRILLONI; “yo soy general, me la gane, y a mí un cabeza de tortuga no me va a venir a aplicar”, “este no pudo controlar la falopa que entro al país, y ahora viene en salvador”, “mira, a mí nadie me enseña cómo hacer la cosas, menos un paracaidista”; fueron estas algunas de las frases que soltaron los jefes policiales.

Lo concreto es que PEROTTI lejos de plantear objetivos posibles, lo que haces es alejar al recurso por excelencia que tiene ante la grave crisis, que son los policías, y obvio a quienes conducen; nadie que ha llegado con mucho esfuerzo a jerarquías altas y cargos altos ha de someterse a órdenes de un don nadie; y no es que se plantee una insubordinación, porque eso no ocurrirá; pero está claro que hay maneras de hacerle entender al otro que no es por ahí.

APROPOL Noticias

 

 

banner violencia 01ene21