APROPOL Noticias - ¿Qué pasa en el Escuadrón de Caballería y Sección Perros de la U.R. II?
Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

banner superior 22 jun23 azul A

¿Qué pasa en el Escuadrón de Caballería y Sección Perros de la U.R. II?

caballeria tapa

En la Escuela de Cadetes un instructor nos decía que "Ley Pareja no es Rigurosa", para gráficar que cuando hay reglas claras, nadie puede sentirse agraviado por el esfuerzo. No es el caso del Escuadrón de Caballería y Sección Perros de la Unidad Regional II.

Por Walter Bravo

El glorioso Escuadrón, que hasta finales de la década del 60 y principios de los 70 funcionó en el edificio que hoy ocupa el I.Se.P. (Alem 2050 de Rosario), supo tener más de 600 efectivos. Fue el cuerpo policial antidisturbios por excelencia hasta que llegó la rebelión urbana conocida como "Rosariazo", en 1969. En esa oportunidad, la incipiente guerrilla urbana de la izquierda radicalizada, imitó a los estudiantes parisinos que en mayo del 68 arrojaban bolitas de acero de rulemanes al paso de la Caballería policial francesa, lo que provocaba lesiones irreparables en las patas y cascos de los equinos, lo que derivaba en su sacrifico.

Eso fue el fin del Escuadrón, que armado con sables sin filo (para no producir cortes), y carabinas Máuser 7,65 mm, eran tan temibles que fueron denominados Cosacos por las huestes subversivos, aunque en un 90% eran procedentes de la provincia de Corrientes.

Hacia principios de la década del 90, el entonces Oficial Auxiliar Egido y el Oficial Ayudante Iglesias dieron vida nuevamente al ECSP bajo los auspicios del Ministro de Gobierno de Jorge Obeid y Roberto Rosua. Así surge una versión devaluada del antiguo Escuadrón, ya que sólo tenía unos pocos equinos (menos de una decena) y algunos perros bastante desnutridos. Cuentan algunas versiones que la principal misión del cuerpo en ese entonces era cuídarle 2 caballitos al viejo Rosua, que no quería pagar a un servicio privado para hacerlo.

Bajo el paraguas de la política, el Escuadrón de Caballería fue creciendo, inclusive admitiendo entre sus filas a la infame Oficial Emilce Chimenti, que en ese entonces fue expulsada en forma poco amable del Cuerpo Guardia de Infanteria en una situación no del todo clara. Una joyita desde el comienzo.

Se rumoreaba que, por ser un cuerpo amparado por el ambito de la politica, el ECSP tenía un trato especial sobre los demás cuerpos policiales, sobre todo en cuanto a horario de servicio, y a la realización de servicios de Policía Adicional estando de guardia, todo ello orientado a "recaudar para la corona".

Tirar plata hacia arriba asegura inmunidad

Con los años, Emilce Chimenti, tocada por la varita magica, llegó a ser jefa del cuerpo ecuestre, aunque gobernando para sus propios intereses, negociando venta de canes y sustrayendo insumos básicos para la alimentación de los animales con tanta eficiencia, que puso un negocio particular de forrajeria (una emprendedora ejecutiva).

El Gral Peron (y aclaro que no profeso simpatías por ningún partido politico) decía que "el pescado se pudre por la cabeza", graficando que cuando hay un mal ejemplo de conducción, esto llega hasta la tropa, que toma como propio esos principios que poco tienen que ver con la misión policial.

Los agentes se acostumbraron a "trabajar" en un aceitado esquema de una supuestas 24 hs de servicio, por 72 horas de franco, pero con un condimento.

Actualmente, la fuerza efectiva del ECSP, está dividida en 3 secciones de personal, pero el mecanismo consiste en cumplir 12 horas de servicio ordinario, y luego 12 horas de SPA o Extras en horario de guardia o servicio ordinario, lo que constituye como mínimo, una defraudación al Estado. ¿Se entiende? En los papeles figuran 24 x 72, pero en realidad hacen 12 x 84 (neto ordinario).

Todo ello regulado desde la jefatura del ECSP, ocupado hoy por la Comisario Analia GIMENEZ, que según nos comentan, nunca dejó de reportarle a Chimenti, con la que tenía una "estrecha" amistad reforzada con largas tertulias nocturnas con presencia 100% femenina, en la residencia que se encuentra arriba de la Brigada de Orden Urbano.

A todo esto nos llegan la preguntas:

¿los vigilantes de CRE, CGI Mototizada y BOU son menos que los de ECSP?

¿Porque seguir soportando a esta altura del partido tantas diferencias en los regímenes de servicio?

¿Para que unos pocos se enriquezcan y la pasen bomba?

Fuentes oficiosas nos hacen llegar la información que ya se encuentran en marcha sendas investigaciones en sede judicial sobre estas y otras maniobras poco claras.

Nos preguntamos hasta cuando soportará Galigani la presencia de Gimenez al mando de ECSP, cuando él mismo, como Jefe de Cuerpo, sufrió los efectos de tan insubordinada y empoderada jefa policial?

No es aventurado decir que Gimenez tiene los dias contados, y quizás la veamos bajar pronto del Olimpo y desembarcar en alguna Comisaria picante... quizás ahí se le termine la soberbia.

APROPOL Noticias