Rosario (Santa Fe) Argentina
Lun - Vie: 9:00 - 13:00 / 18 - 20 - Sábados y Domingos cerrado

Por la puerta de atrás

chimenti puerta atras

Por Miguel Zalazar

Emilse CHIMENTI paso casi 32 años en la policía, y si bien coronó su carrera con el máximo cargo, no fue todo color de rosa, ni como ella esperaba; siempre se le reprochó haber llegado a la jefatura de policía por descarte y con un ascenso extraordinario sin concurso; lo cual, desde el inicio de la gestión, ya como subjefa marcaba una mirada casi incomoda de sus pares.

También los propios policías le han enrostrado su silencio y complicidad cuando las acciones demenciales del ministro SAIN maltratando al personal, algo que jamás le han perdonado, ni a ella, ni su antecesor Victor SARNAGLIA; como así su comportamiento cuando hubo un fuerte reclamo policial en las puertas de la Unidad Regional II.

UNA SALIDA ANTICIPADA

CHIMENTI jamás pensó que se iría de la noche a la mañana; ya que luego de la salida de SAIN, se sintió muy empoderada por la confirmación en el cargo del propio Gobernador, pese a que en su gestión creció exponencialmente la inseguridad como nunca antes, incluso su intervención en la Unidad Regional II fue más echarle nafta al fuego que apagar la violencia; de hecho, el propio LAGNA termino por ponerle fin a “esa gestión”, y designar una jefa en su lugar.

Las pretensiones de CHIMENTI, eran lograr la salida de Jorge LAGNA, en una feroz pelea por el control de la policía, donde como nunca, la mayoría de los oficiales superiores comenzaron a recostarse en el ministro a partir de que la jefa los bloqueaba en whatsapp, o directamente no los llamaba por semanas, para dar órdenes o para recibir novedades.

La jefa quería dejar bien ubicados a “algunos amigos y amigas” de la fuerza, si es que después del acto del 31 de agosto lograba que muchos le rindieran pleitesías a pesar de una conducción muy débil; pero la sorprendieron dos hechos.

A CHIMENTI la golpeo la faltante de cientos de armas de secuestro de una dependencia de Rosario donde su propio hermano era el jefe, y que por todos los medios intentó, hasta ahora, una protección administrativa; y que también podría alcanzarlo por las responsabilidades alguna imputación penal.

Y el tiro de gracia se lo dio Marcela MUÑOZ, que al frente de la Policía Vial, no controló a la Unidad operativa, que terminó casi con una docena de presos y una treintena de imputados por irregularidades; e inmediatamente un altísimo funcionario del gobierno le sugirió al Gobernador, esto no va para más, y salieron eyectados del ministerio, LAGNA y CHIMENTI.

La pésima gestión de CHIMENTI que venía siendo monitoreada desde otro ministerio, terminó de colmar el vaso cuando inmediatamente acaecido el escándalo de la Policía Vial, no tomó ninguna media administrativa con Marcela MUÑOZ, y la protegió haciéndola secretaria de ella, mediante una resolución de nombramiento en la propia Ayudantía, jamás se vio que una directora general pase a hacer un trabajo que se lo dan a un recién egresado del ISEP; estaba claro que no había que dejar en el aire a la ex jefa en medio de un vendaval judicial.

Pero nada sirvió para nadie, el ministro se fue, CHIMENTI se fue con él, y la jefa que intentó salvar, hoy está en serios problemas.

LA CONFESION ANTE PEROTTI

Setenta y dos horas después de su salida, Omar PEROTTI se entrevistó con CHIMENTI, y le agradeció por los servicios prestados; pero CHIMENTI estaba muy molesta y se lo hiso saber. Porque los titulares de los medios de comunicación fueron contestes y rotundos, “PEROTTI ECHO A LAGNA Y A CHIMENTI”; y es lo que en verdad había ocurrido.

La jefa no quería irse del cargo junto a LAGNA, ella quería despegar del fracaso, y endilgárselo, pero el Gobernador, asesorado por un amigo, corto por lo sano, sacar a los dos, y dar por terminado el ciclo de la ex subordinada de SAIN.

Pero, además, CHIMENTI se va por la puerta de atrás, porque aun sin quererlo, la nueva gestión le devolvió el favor, no hubo acto alguno, y simplemente se le comunicó que desocupe el despacho; así que, redactó su renuncia, hizo la entrega vestida de civil y se fue en silencio, sin el reconocimiento de nadie, ni si quiera de su círculo más íntimo; el que ya se había preparado para adular el nuevo rey.

La vida o las vueltas de la vida, nos hacen pasar por la vidriera muchas veces para rendir cuentas, para que todos vean que podes estar en la cúspide, pero al rato estar en el suelo e ignorado; esa es la foto que queda de Emilce CHIMENTI, NADA.

APROPOL Noticias

 

banner violencia 01ene21